Señores del Ayuntamiento de Córdoba: una vez más he prensenciado un accidente de moto por culpa de la cera que dejan las hermandades a su paso por nuestras calles. ¿Está la seguridad de las personas por encima del culto y la tradición? Menuda contradicción...

Yo mismo he vivido esa situación hace años; si tienes que frenar, por despacio que vayas, sobre una mancha de cera, vas al suelo sí o sí.

Según me comentaba el propietario de una peluquería que está justo en el lugar del accidente, hoy (por el martes 15) ya habían caído dos motos en la misma zona.

Por poner un ejemplo: en Málaga, el Ayuntamiento programa una limpieza diaria de la cera, utilizando agua a presión y cuadrillas de operarios espátula en mano. Resulta curioso que en esta "bendita ciudad" no se permitan actividades molestas a muchos de los negocios pero sí se permite a según quién poner en peligro la seguridad de las personas.

Supongo que mi queja no va a servir absolutamente de nada porque el Ayuntamiento de Córdoba no verá en esto problema, pero al menos espero que a los que circuláis en moto os sirva de algo... ¡Precaución!

Jorge Revuelto Gil

Córdoba