El día 26 de octubre fue para nuestra familia un día especialmente emotivo, debido a que nuestro alcalde efectuó una visita domiciliaria a nuestra madre (mujer de casi 100 años), en base a una promesa que le hizo en un mitin celebrado en el Sector Sur, por la que se comprometía a que si por los votos de los cordobeses y cordobesas salía elegido alcalde de nuestra ciudad tendría un encuentro con ella.

Hay que resaltar que estas promesas de nuestros políticos difícilmente se llegan a cumplir, dado que son muchos los actos protocolarios que se lo impiden. A pesar de ello, nuestro alcalde le ha dado a nuestra madre un plus de sano orgullo al sentirse valorada como ciudadana y persona fiel a sus sentimientos políticos, siendo atendida por nuestro regidor municipal. Es por ello y por esta deferencia, por lo que sus hijos e hijas le trasladamos un ¡gracias, señor alcalde!, por la satisfacción aportada a una mujer excepcional.

Juan Chamber Cruz

Córdoba