Es importante que las figuras del deporte den ejemplo de buen comportamiento cívico, pero el ex futbolista alemán no lo ha hecho así. Ayer fue juzgado en Cáceres por conducir a 211 kilómetros por hora por la autovía A-5, a su paso por Trujillo.