pELECCIONES

nIberiasumergida N

***Ignacio Caballero Botica

***Madrid

f

Es triste ver cómo han sido insultados a golpe de tópico los andaluces por su comportamiento electoral. Es lamentable que determinados sectores mediáticos tengan entre su audiencia a personas con un alto nivel de estudios, claramente desaprovechado a la vista de cómo jalean la zafiedad. Es lógico pensar que no tiene nada de bueno que un solo partido político acumule todo el poder en nuestro país. Y esto no tiene colores políticos, tiene sentido común.

pTRABAJO

nLa HOAC ante la reforma laboral y la huelga general N

***Juana M. González Tenor

***Córdoba

f

La Hermandad Obrera de Acción Católica de la diócesis de Córdoba quiere ofrecer su reflexión ante la reforma laboral y la huelga general. Creemos que como parte de la Iglesia inserta en el mundo obrero y del trabajo no podemos guardar silencio ante dichas medidas porque está en juego la verdad sobre el ser humano y sobre el trabajo tan imprescindible para que la persona y la familia se puedan desarrollar en dignidad. El hombre y la mujer, creados por Dios a su imagen y semejanza, tienen una vocación para la comunión desde la libertad. Su desarrollo humano y social sólo será posible cuando no queden víctimas y cuando las condiciones en que dicho desarrollo se plantee posibiliten que se desplieguen todas sus dimensiones humanas: personal, familiar, laboral, política, eclesial- Para ello, el trabajo es fundamental, pero no cualquier trabajo. Como define la OIT y como Benedicto XVI nos dice en la encíclica Caritas in Veritate , debe ser un trabajo decente, es decir que "tiene que ser expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer".

Las medidas aprobadas, al igual que las estrategias reclamadas desde distintos ámbitos sobre la necesidad de flexibilizar el mercado de trabajo, van en dirección contraria a esta concepción.

pELECCIONES

nAndalucía a lacubana N

***Manuel León Vega

***Espejo (Córdoba)

f

Más de la tercera parte de la población con derecho al voto en Andalucía (el 37,77%), se quedaron en casa contemplando la ausencia de nubes, en una región sureña que se empobrece por el cambio climático que ha generado una de las mayores sequías, no conocidas en los últimos cien años. Otro problema más para el hipotético gobierno que formen PSOE e IU. Un gobierno que, según sus campañas electorales, estará más radicalizado. Así lo describió Griñan días antes de las elecciones: Queremos una Andalucía blanca, verde y roja.

En estas elecciones, convocadas muy astutamente por el PSOE después de las generales, se ha empleado, por parte de las izquierdas, toda su artillería pesada para impedir que el PP ganara. Y contaron también con sus sindicatos CCOO y UGT convocando una huelga general en contra de una reforma laboral aún no aprobada por el Congreso de los Diputados, donde reside la soberanía nacional garantizada por la Constitución. Y, erre que erre, machacando y machacando, el poder de agitación de las masas dio su fruto. Un poder muy bien estudiado, comprendido y aplicado por las izquierdas, poder que les sigue dando beneficios electorales en la Andalucía del clientelismo, una desgracia endémica que no crea puestos de trabajo estables, aunque sí es una importante fuente de votos cautivos dominados por el miedo. El PP no consiguió su objetivo, creyendo aún, en los tiempos que estamos, siglo XXI, que los votantes de centro-derecha son iguales que los de las izquierdas. Un gran error a tener en cuenta porque la verdad nos hace libres.

pTRABAJO

nUna huelgageneral necesaria N

***Julián Juan Lacasa

***Madrid

f

Señores: pese a lo que oigo decir a algunas personas, creo que la huelga general del 29 marzo 2012 es necesaria. Y lo digo sin presión alguna de ningún partido, ni de mis parientes de derechas o de izquierdas. Ese día estaré atento por si hay incidentes, y ya denunciaré si algunos han sido fuertes. La reforma laboral, si hubiera sido de otra manera, la habría apoyado, pero eso de que el período de prueba sea de un año, en vez de los 45 días anteriores, es deplorable. Se le puede despedir sin pagarle casi nada, aunque se haya matado a trabajar. Eso de los trabajadores vagos es un mito. Y lo peor es que los empresarios aún quieren más.