Los malos resultados del Granada CF, que acumula tres derrotas seguidas y terminó la primera vuelta en puestos de descenso, y la mala relación con algunos de los jugadores más importantes del equipo provocaron la destitución de Fabriciano González 'Fabri'.