La Fiscalía de Madrid solicita dos años de prisión e inhabilitación profesional para este médico canario por un delito contra la salud pública por su presunta implicación en la ´Operación Puerto´, la mayor trama mundial de dopaje en el ciclismo español.