"Este es el río que tenemos, unas veces con más agua y otras con menos"

"Lo más espectacular que se ha hecho en dos décadas ha sido recuperar socialmente a los habitantes cercanos al río Guadalquivir"

Fue con el desarrollo de la segunda mitad del siglo XX que los cordobeses volvieron la espalda al río, según el concejal Francisco Cobos, para quien el reto más importante es recuperar "socialmente" el Guadalquivir y poner en valor los valores que ello conlleva desde el punto de vista humano, patrimonial y paisajístico. Coincide esta idea con la que expuso el representante de la Administración andaluza, Luis Rey, que repitió varias veces que para la Junta de Andalucía lo más importante es el papel "vertebrador" que el río debe tener, anunciando un ambicioso e "ilusionante" proyecto que integra al romano Betis desde Almería hasta Cádiz y Huelva.

Aunque continúan las diferencias entre las administraciones en lo que a la limpieza se refiere, único punto éste algo polémico en el debate de esta noche, ya que los residuos sólidos urbanos son responsabilidad del municipio, pero "los recursos no dan para todo", según Cobos. Puntualizó Rey que la Agencia Andaluza del Agua es responsable de la limpieza vegetal y de cauce de los ríos, no de dichos residuos, situación ésta que lamentó Diego Peinazo, de Ecologistas en Acción, que añadió que es algo que se produce en otras ciudades de España y que, en su opinión, la solución pasa por dirimir las competencias en los tribunales de Justicia.

En cuanto a lo que queda por hacer todavía, el representante municipal informó de que aún restan dos terceras partes del Plan del Río, que es competencia recientemente transferida a la Administración andaluza. Según el delegado, se está negociando con el Ministerio de Medio Ambiente la financiación del mismo con fondos Feder, actualizando parte de los proyectos que se proyectaron en un principio.

Se abordó también el uso deportivo, destacando el representante de Ecologistas en Acción la labor del Club de Piragüismo como un colectivo comprometido con un uso acorde a las características del río. No ha corrido la misma suerte el "pescódromo", unas instalaciones caras que en palabras del edil de Medio Ambiente son un "paradigma" o de cómo lo que tiene cierta demanda y es interesante en unos años deja de serlo tiempo más tarde. Los ecologistas achacan el mal uso de esas instalaciones a los "errores de cálculo político" con las auténticas necesidades de los ciudadanos.

"Pescar en el Guadalquivir no es interesante. Los pescadores deportivos prefieren acudir a otros sitios"

"En los últimos años, nosotros hemos quitado más de veinte mil toneladas de escombros que había en el agua"