Howard Gordon, productor de series como 24 y Homeland, ha fijado su residencia en España para aprender castellano y explica lo que nos espera con la nueva temporada de 24, que se estrenará en Fox España el jueves 9 de febrero (22.20 horas) bajo el nombre de 24: Legacy. Sin Kiefer Sutherland y con un nuevo protagonista interpretado por Corey Hawkins.

-¿’24 Legacy’ es una nueva serie, una secuela o una continuación de ‘24’?

-Es curioso, porque el estudio quería una palabra que indicara que esta es una serie diferente a la original. En inglés legacy tiene un significado adicional. Indica que hay una relación directa, que es heredera de la serie original. Jack Bauer es un personaje icónico y al terminar de contar su historia ya teníamos libertad para poder crear un personaje nuevo.

-¿Y cómo es ese nuevo protagonista?

-Muy diferente a Jack Bauer. Bauer era un hombre de mediana edad que llevaba tiempo trabajando como espía. En cambio, Carter es un soldado que vuelve de la guerra y que está empezando su carrera profesional y también su vida personal porque está casado, pero su matrimonio está ahí ahí… Uno de los puntos que se trata en esta serie es cuál es el precio personal que tienes que pagar por ser un héroe, un patriota. ¿Pero qué es ser patriota? Muchas veces planteamos esta cuestión de un modo muy ingenuo e idealista.

-¿Cree que la ausencia de Bauer pueden afectar negativamente a la serie?

-Hay gente que dirá que si no sale Jack Bauer pasa de ver la serie. Pero habrá gente que, aunque le eche de menos, piense que este tío tiene una pinta estupenda. Y habrá otra mucha gente que no ha visto la serie y que la verán por primera vez. Sé que es un riesgo hacer 24 sin la presencia de Jack Bauer.

-¿Por qué eligió a Corey Hawkins?

-Puedes tener un guion fantástico y unos directores fenomenales, pero si eliges al actor incorrecto la serie no funciona. Cuando vi a Corey por primera vez en una película, pensé que era fantástico. Le llamé y me dijo que no iba a ser fácil seguir los pasos de Jack Bauer, pero comprendió bien el reto que le planteaba. Hawkins es una auténtica estrella.

-Sus series suelen reflejar la actulidad. ¿Va a recoger en ‘24: Legacy’ la llegada de Trump a la presidencia?

-La elección de Trump no ha afectado a los guiones, pero sí afecta al público y al modo en que ve la serie. En Homeland algunas de las cosas que sucedieron durante las elecciones las integramos en nuestra historia. Es muy bueno para una buena narrativa, pero no tanto para un país.

-¿Han extremado las precauciones para no incurrir en la xenofobia y evitar dar una imagen de los extranjeros como los malos de historia?

-Lo único que puedo hacer es tratar el tema con la mayor sensibilidad y sensatez. He hablado con los grupos de defensa de los derechos de los musulmanes porque no queremos ser un vehículo de la xenofobia y el racismo. Pero al mismo tiempo tenemos el reto de reflejar la realidad si queremos hablar sobre el extremismo islámico.

-¿Por qué el terrorismo es tema recurrente de sus series? ¿Cree que es principal problema que tiene el mundo, aparte de Trump?

-No es el terrorismo en sí, sino la degradación del contrato social lo que me da miedo. El terrorismo no es lo que más miedo me da. Me preocupa el mundo entero y la deriva que está tomando todo. Pero desde luego el terrorismo es un síntoma, y no la enfermedad.

-¿Va a volver Jack Bauer a ‘24’?

-En el futuro es posible. No está ahora en los planes, pero me encantaría. El sigue siendo productor de 24.