El ente Radiotelevisión de la Región de Murcia (RTVM) ha adjudicado la realización de los informativos de la Televisión Autonómica Murciana 7RM a la UTE, formada por Central Broadcaster Media (CBM) y Emurtel SA, con la colaboración de las productoras murcianas SPL e ITEM.

CBM es filial del Grupo Secuoya, de la que es consejero Miguel Angel Rodríguez, exsecretario de Estado de Comunicación del Gobierno de JoséMaría Aznar. Se trata del primer movimiento de privatización de las cadenas autonómicas del proyecto que tiene en mente el PP.

RTVM ha indicado que ha seguido criterios técnicos y económicos para la adjudicación, a la que han optado cinco empresas más. Esta externalización costará a los murcianos 11.894 euros mensuales, a los que se sumarán otros 10.000 euros mensuales para el alquiler de las instalaciones. El contrato finalizará en tres meses, según estima el Gobierno murciano.

En esa fecha ya podrá estar resuelto el concurso para la nueva adjudicación de la Televisión Autonómica Murciana, con un presupuesto de 12 millones de euros. La 7RM dejó de emitir el pasado 31 de agosto, cuando el Gobierno murciano rescindió el contrato con la concesionaria de la tele, que realizó un expediente de regulación de empleo a los 250 trabajadores. A esta convocatoria también acudió una empresa filial del grupo Vértice, a la que pertenece el marido de María Dolores de Cospedal.

Hasta el momento no se ha producido ninguna reacción, tanto en la clase política como laboral.