El Gran Premio de España de Fórmula 1 del pasado domingo no solo fue un éxito en el circuito barcelonés, al conseguir reunir a 81.600 aficionados en Montmeló, sino que reafirmó su gran tirón mediático en la pequeña pantalla: congregó a una media de 5.679.000 telespectadores y fue el programa más visto del día, con cerca de 500.000 espectadores más que en la edición del 2011 y un 39,7% de share.

Este GP ha sido el más visto de los cinco que llevamos esta temporada y se ha anotado el mejor dato desde el 2008. Según los cálculos de Kantar Media, la emocionante carrera, que acabó con Fernando Alonso en segunda posición, tuvo una media de 4.975.000 seguidores en Antena 3 TV, a los que hay que sumar los que vieron en Cataluña la retransmisión de la televisión autonómica. El Gran Premio de Montmeló tuvo 704.000 seguidores en TV-3.

El dato registrado el domingo supera en 486.000 espectadores la misma carrera que en el 2011 emitieron La Sexta y TV-3. El minuto de oro del día fue las 15.42 horas, con 5.930.000 personas enganchadas a la F-1 en la tele.