Está bien, es poco habitual, pero disfrutar de la nieve en Córdoba es posible. Las nevadas no suelen ser frecuentes y es que al clima mediterráneo continental que rige la provincia hay que sumar la escasa altitud a la que se encuentra. La capital se sitúa a poco más de 100 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, hay zonas en la provincia que, por sus condiciones, nos brindan la oportunidad de ver un manto blanco extenderse en nuestro entorno. ¿Nos acompañas por estos rincones invernales?

Si por algo es conocida Córdoba, no es precisamente por las bajas temperaturas. Mucho menos por las nevadas. Pero la realidad es que la provincia experimenta a lo largo del año importantes variaciones térmicas. Además, en su geografía se extienden importantes sierras y se alzan imponentes picos, donde en invierno pueden sorprendernos las bajas temperaturas e, incluso, la nieve.

Sierra Morena y Los Pedroches

La belleza de las dehesas de Los Pedroches se impregna de pureza cuando cae una ligera manta de nieve alrededor de sus encinas. No es extraño que, de vez en cuando, en distintos puntos del valle cercado por Sierra Morena, pueda verse este fenómeno. O que incluso llegue a pueblos de la comarca como Pozoblanco o Villanueva de Córdoba. El año pasado mismo, la borrasca Filomena dejó su rastro por allí.

También pudo observarse en localidades del entorno del Guadiato, una comarca que por su situación geográfica es más propensa a asistir a este fenómeno. El año pasado ya se vio en Fuente Obejuna, Peñarroya-Pueblonuevo o la sierra de Hornachuelos.

La cercanía a la sierra es una ventana a paisajes nevados. Pueblos como Montoro o Cardeña -especialmente este último- cuentan con una sierra a la que le dan nombre y que se ha convertido en una de las oportunidades para contemplar la caída de copos de nieve en la provincia de Córdoba.

La Subbética y el pico más alto de Córdoba

Pero, sin duda, si hay una zona de la provincia donde la nieve se deja ver con mayor frecuencia, esta es la Subbética cordobesa. Esta comarca puede presumir, además, de albergar el pico más alto de Córdoba. Nada más y nada menos que una montaña que se eleva unos 1.570 metros sobre el nivel del mar.

Cuando nos referimos al techo de la provincia hablamos de La Tiñosa. Este pico, que se alza sobre la sierra Horconera, se ubica en el término municipal de Priego de Córdoba. Es, además, una de las ocho cimas más altas de Andalucía. Todo un atractivo para los amantes del senderismo. Debido a su altura, resulta frecuente que amanezca nevada.

La nieve cubre La Tiñosa, en diciembre del 2020. Córdoba

En ese mismo entorno, las sierras de Cabra o Rute son lugares en los que nieva con más frecuencia. A una gran altura se sitúa también un enclave mágico como la Cueva de los Murciélagos de Zuheros, un pueblo que también suele asistir a nevadas. A ellos se unen también otros municipios de la comarca Subbética como Doña Mencía o Luque. Como ves, no son pocos los lugares donde disfrutar de la nieve en Córdoba. ¿Te vas a perder la próxima nevada?