La gastronomía de Córdoba es algo más que un complemento, un añadido o una moda. La oferta de tradición e innovación en un amplio catálogo de sabrosos platos atrae hasta Córdoba a numerosos visitantes. Las berenjenas a la miel, el flamenquín o el rabo de toro están en cualquier lista de platos típicos de Córdoba junto a la mazamorra. Pero si hay uno que destaca por su popularidad es el salmorejo, uno de los platos más representativo, tanto que cuenta con un día internacional, que se celebra el 24 de abril.

Historia del salmorejo cordobés

Los orígenes del salmorejo no están del todo claros, y existen varias teorías al respecto, aunque todas ellas apuntan a que su nacimiento fue en Andalucía. Por un lado, hay quien lo ubica en la época romana, cuando los soldados tomaban un plato resultante de mezclar pan, aceite de oliva y vinagre.

Imagen de archivo de un plato de salmorejo. CÓRDOBA

Otra versión sitúa su origen en el periodo del Califato Omeya, cuando los árabes fusionaron sus tradiciones gastronómicas con los productos locales. En ambos casos, hablamos del salmorejo blanco, puesto que el tomate aún no había llegado a España. Hubo que esperar hasta la llegada de Colón a América y de la hortaliza a nuestro país para que el salmorejo se "enrojeciera". Los primeros indicios del salmorejo rojo datan del siglo XVII.

Ingredientes

  • Un kilo de tomates maduros
  • 200 gramos de pan duro
  • 150 ml de aceite de oliva
  • Un diente de ajo
  • Un huevo
  • Taquitos de jamón ibérico
  • Sal al gusto

¿Cómo se prepara?

  • Pelar los tomates y cortar en trozos grandes. Triturar con ayuda de una batidora.
  • Colar para retirar cualquier pepita o rastro de piel que haya podido quedar.
  • Añadir el pan en cachos pequeños y dejar reposar unos 15 minutos. Una vez haya ablandado, triturar con la batidora.
  • Añadir el ajo pelado, el aceite y la sal y volver a triturar.
  • Dejar reposar un par de horas en la nevera.
  • Quince minutos antes de consumir, cocer el huevo y cortar en trozos pequeños.
  • Servir el salmorejo y decorar con el huevo, el jamón y un chorro de aceite de oliva.

Imagen de archivo de un salmorejo. CÓRDOBA

¿Por qué el 24 de abril es el Día Internacional del Salmorejo?

La elección del 24 de abril como Día Internacional del Salmorejo obedece a un curioso motivo. Y es que, ese trata de la Víspera de San Marcos, una festividad de Puente Genil en la que se celebra una romería que da inicio con buen plato de salmorejo.

Romería de San Marcos en Puente Genil. CÓRDOBA