En muchas ocasiones, la opción más simple es la más eficaz: más aún cuando tenemos que estar pendientes de mil cosas, como en los eventos, celebraciones o fiestas

Sin que sean reuniones multitudinarias, cuando celebramos una cena con amigos o familiares y tenemos que preparar diferentes platos y bebidas, agradecemos recetas para entrantes que sean simples y rápidos de preparar. Por eso, estas brochetas se están convirtiendo en el éxito del verano. 

La brocheta es una categoría gastronómica que aunque pueda parecer monótona a priori, es casi tan versátil como una ensalada: basta con un palillo y nuestros ingredientes preferidos para combinar todos los sabores y texturas que queramos en un par de bocados. 

Desde las opciones vegetarianas de brochetas de tofu marinado, hasta las más gourmets con carne de buey: la premisa del palo permite que podamos pinchar cualquier cosa que nos apetezca comer, 

Las brochetas de queso y tomate son tan sencillas que posiblemente no se te hayan ocurrido hasta ahora. Se pueden hacer con ingredientes de andar por casa, pero también darle un toque sofisticado comprando algún queso o tomate especial para darles más entidad en el menú. 

Lo mejor que tienen es la rapidez: sólo hay que ensartar los ingredientes en la brocheta y listo. 

Si queremos destacar con este plato, la mejor versión de las brochetas con queso y tomate es a la barbacoa: si pasamos estos ingredientes por las brasas, adquirieron ese gusto tan característico a ahumado que hará que el plato se convierta en algo mucho más sofisticado que una ensalada trinchada. 

Aunque, como te decíamos, se puede ejecutar con prácticamente cualquier variedad, lo recomendable para mantener la consistencia en el pincho es que utilicemos tomates tipo cherry (la variedad, a nuestra elección) y un queso firme