+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Libro de Rossend Domenech

Langostinos tuertos

 

El periodista Rossend Domenech, autor del libro. - EFE

Pilar Salas (EFE)
10/03/2019

Alimentos cargados de conservantes, semillas estériles, pérdida del 75 por ciento de la biodiversidad en la última centuria o timos con lo ecológico son algunos de los desmanes que denuncia el periodista Rossend Domènech en El trauma de los langostinos tuertos, que llama a la rebelión del consumidor.

«Hay preocupación por el sexo seguro y no obsesión por la calidad de los alimentos», pese a que ambas cuestiones afectan directamente a nuestra salud, lamenta Domènech en esta obra crítica con la industria alimentaria, publicada por Avant Narrativa y que prologa el cocinero Joan Roca, con tres estrellas Michelin en El Celler de Can Roca (Girona).

Ante la «repentina industrialización de la comida», el consumidor «confía» porque piensa que si algo se vende en un supermercado «cumplirá leyes y habrá pasado controles» y «no se lee las etiquetas, que son un galimatías; no se entienden porque hay muchos intereses detrás».

«La letra es muy pequeña, dicen cosas que no se entienden como E-135 o E-452. El futuro de la alimentación se jugará mucho en las etiquetas porque a través de ellas llegará la democracia de la alimentación», asegura a Efe Domènech, que invita a los consumidores a «luchar por etiquetas más transparentes y entendibles» para saber lo que come.

El trauma de los langostinos tuertos alude a la práctica de algunos empresarios de dejar tuertas a las jóvenes hembras de langostinos de criadero para acelerar la llegada a la edad adulta y la puesta de huevas. «Somos lo que no comemos», dice.