+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LAS NUEVAS TÉCNICAS AÉREAS

Aviones y drones

Volar o volar en la distancia, estamos ya inmersos en un cambio en la forma que vemos la aviación y los trabajos aéreos, iniciándose una evolución que irá transformando muchos de los trabajos y otros que se crearán con las nuevas tecnologías que están apareciendo

 

Vista aérea desde un ULM. - ANTONIO LUIS BELTRÁN / JUAN TEJERO

ANTONIO LUIS BELTRÁN
09/12/2018

Una de las historias que me viene a la memoria sobre la relación con los nuevos cambios en el mundo de la aviación es la del escritor Antonie de Saint-Exupéry. Este autor fue famoso por uno de los libros más vendidos en el mundo, El Principito. No es tan reconocido como piloto de aviación, su gran pasión, al igual que ocurre con otros muchos que desde pequeños soñaban con poder volar.

Consiguió ser piloto en el servicio militar en Estrasburgo y poco después ingresó como aviador en la línea de correos aérea francesa. Después de varios cambios de destinos y emprendimiento de empresas llegó a la bancarrota y se inició en la escritura, creando entre otros el famoso El Principito. Con los años llegó la II Guerra Mundial, cuando él se encontraba en EEUU. Intentó ingresar como piloto, pero a pesar de ser un experto manejando aeronaves, por su avanzada edad no le dejaron. Finalmente consiguió un puesto como piloto de reconocimiento en Córcega. En su última misión fue derribado en un P-38 sobre el mar, por un avión nazi.

En los años 1980, se encontraron unas cartas del piloto que lo derribó. A través de éstas cartas conocemos que el enemigo supo que había derribado el avión de Saint-Exupéry y que casualmente sentía gran admiración por él, había fulminado a su héroe. Tras muchos años después de este suceso y de varias investigaciones, aún no podemos asegurar que sucediera así en realidad.

Esto se conocería muchos años después, aunque no se ha podido asegurar que dicho piloto hiciese caer el avión de Saint-Exupéry.

Hoy en día, la mayoría de los reconocimientos aéreos se están realizando con drones de uso militar. En el mundo de la aeronáutica civil, la inclusión de los drones está transformando multitud de campos de trabajo, cambiando la forma y los usos para ser más prácticos, económicos y seguros.

De los variados tipos de licencias de vuelo para pilotos, en este artículo hablaremos hoy de las más básicas por donde empiezan a iniciarse en el mundo de la aviación ligera ULM y la adaptación a los nuevos drones. La regularización que rige para éstas nuevas aeronaves (drones) ya se inició acogiéndose a la legislación de los aviones deportivos ULM de 1986. Como novedad, el pasado diciembre de 2017 se publicó la nueva legislación de drones, separándola de la de ULM.

Dicha legislación es desconocida por muchos usuarios particulares, y se están cometiendo irregularidades que pueden tener graves consecuencias. Un dron no es un juguete, todo dron está considerado como aeronave, por tanto, el desconocimiento de la legislación no exime de su obligado cumplimiento. En caso de accidente o denuncia por uso inadecuado, las multas correspondientes son bastante altas, dependiendo la zona donde se produzcan los hechos.

También, se debe considerar que al tener cámaras y poder captar imágenes y vídeos, los drones deben cumplir con la ley de protección de datos, la cual hay que tener también muy en cuenta.

EL MUNDO AERONÁUTICO

Existen varias escuelas de vuelo en Córdoba capital para distintas categorías de piloto comercial, privado, deportivo, etc. En Palma del Río también hay una escuela de vuelo para helicópteros.

Juan Tejero, director de la escuela de vuelo AeroLeba, www.aeroleba.com.es indica que los procedimientos a cumplir tanto en aviación ligera como en el mundo de los drones para la obtención de las licencias son distintos. En dicha escuela se desarrollan cursos de aviación ligera (ULM) y distintos cursos de drones autorizados por AESA.

En aviación ligera (ULM), el título se obtiene después de un curso específico para pilotos con temario regulado por AESA. Primero se debe aprobar el examen teórico y una vez superado y certificado por AESA, se pueden iniciar las clases prácticas en el avión hasta verse capacitado y hacer la solicitud del examen práctico. Dicha prueba se realiza con la presencia de un examinador oficial, que exigirá unas maniobras básicas para, en caso de superarlo, poder solicitar la licencia de piloto ULM. Además, anteriormente se ha debido de obtener el certificado médico aéreo clase-II.

Actualmente, los aviones ULM distan mucho de los que inicialmente empezaron este mundillo, con unas limitaciones de 250 kilos. Los ultraligeros actuales prácticamente son avionetas de hasta 450 kilos, y velocidades crucero de 120 a 200 km/h. y con diferentes limitaciones según modelo. Algunos de los ultraligeros de última generación alcanzan velocidades máximas de hasta 300 km/h., es el caso de los modelos mas modernos, como el francés Shark o el italiano Black Shape.

Según las características de estos aviones, los vuelos pueden ser ahora bastante largos, llegando a 1.200 kilómetros en algunos casos. Normalmente los ultraligeros son biplazas, o en algunos casos de una sola plaza (la del piloto «monoplazas»).

Si se quiere sentir la sensación de volar en este tipo de aviones, se puede realizar lo que se llama un «bautizo aeronáutico» y llevar a cabo un vuelo de unos 20 minutos. Es la manera más fácil de sentir cómo es el vuelo en este tipo de aeronaves.

La sensación del vuelo es tranquila y teniendo en cuenta la altitud que tienen estas aeronaves, suele ser espectacular para el no iniciado.

Ha cambiado mucho, como decimos, sobre los ULM iniciales, ahora la instrumentación y equipamiento son mucho más completos y seguros. Además, debido al bajo peso, estas aeronaves se pueden equipar con un sistema de paracaídas balístico que ofrece una mayor seguridad. En caso de una emergencia, que raramente se produce, al activarlo el ULM bajaría sostenido por el paracaídas con el piloto y acompañante dentro. Son pocos los casos en los que se han utilizado, ya que la seguridad de estos aparatos es muy alta y la mayor parte de los peligros está en la actuación de los pilotos.

DRONES

Sobre los drones, hay distintas variantes, con cursos de 60 horas y de 150 horas para pilotos de drones de hasta 25 kilos y de hasta 150 kilos. Igualmente, hay que superar un examen oficial teórico, el cual abarca temas que van desde mecánica, usos, legislación, meteorología, principios aeronáuticos, etc., Al superar este examen solo queda realizar las pruebas prácticas y pasar las pertinentes pruebas de vuelo según modelo de dron. Con esto se consigue la licencia de vuelo para estos aparatos. E igualmente tener el certificado médico Clase-I o Clase-II.

Una vez obtenido el certificado de piloto de dron RPA, si se quiere trabajar como operador de drones hay que darse de alta como autónomo (o pertenecer a una empresa y estar inscrito como piloto) y solicitar a AESA ejercer esa función presentando la documentación. Se requiere tener seguro obligatorio. Una vez obtenido el permiso de «operador» reconocido por AESA, según la situación y el trabajo a realizar, hay que solicitar y presentar la documentación exigida para dicho trabajo. Si la situación lo requiere habría que enviar la solicitud al Ministerio del Interior, para que, en su caso, puedan acotar las autoridades la zona si es pertinente.

Además los drones deben estar homologados y si el peso del aparato es superior a 25 Kg, debe estar matriculado por AESA. Las aeronaves tripuladas a distancia, como el caso de los drones, deben tener un registro del mantenimiento y horas de vuelo, que de forma aleatoria puede ser requerido por AESA o inspeccionado in situ al operador.

Por otro lado, el caso solo de particulares o que quieran disfrutar de un dron o quieran comprar uno, según el modelo y peso del dron, puede que no tenga necesidad de obtener el certificado de piloto RPA, pero si tiene que conocer la legislación y es conveniente tener un seguro de responsabilidad civil.

Podrá volar su dron, de hasta 2 kg. en zonas permitidas y nunca por encima de edificios o personas. En el caso de poseer un dron de hasta 250 kg. sí está permitido el vuelo sobre edificios y personas, pero hay que recordar que es peligroso, y la responsabilidad total es del piloto del dron. Con la nueva legislación se puede volar dentro de las ciudades en parques, e incluso de noche, pero hasta 50 metros de altura...

Hay que recordar también que hay zonas donde está prohibido el vuelo de drones, como por ejemplo en nuestra ciudad. En Córdoba está prohibido prácticamente en toda la ciudad porque está dentro de la influencia del aeropuerto, una zona llamada CTR donde los vuelos de drones están totalmente prohibido. Solamente se puede volar drones en estas zonas siendo «operador» y con los permisos que se requieren. Por supuesto, teniendo además licencia de comunicaciones aéreas, para estar en comunicación con la torre para solicitar e informar del mismo y para conocimiento de las aeronaves que estén en vuelo en la zona. Incluso el dron puede ser exigible que esté equipado con un sistema «transpondedor», para identificación del aparato en vuelo.

En el gráfico que exponemos, se detallan los tipos y situaciones y vuelo según sea operador o no, y dónde se deben hacer los vuelos... En la página web de AESA se puede consultar online desde dónde se quiere hacer el vuelo y prepararlo. También conocer si se puede o no realizar el vuelo y las condiciones que se deben cumplir. En https://drones.enaire.es está de una forma rápida y clara. Aquí también se encuentran las normas básicas de vuelos con drones: https://www.enaire.es/servicios/drones/normas_basicas_de_vuelo. Y en esta otra página no oficial también se pueden ver las zonas donde poder realizar tus vuelos: https://www.icarusrpa.info/

TRABAJOS AERONÁUTICOS

Todo cambio tecnológico provoca a su vez cambios en los distintos tipos de trabajos. Actualmente los drones se están empezando a utilizar en agricultura, revisión de instalaciones eléctricas, eólicas, solares, térmicas, inspección instalaciones industriales, seguridad, etcétera. Y destacan además en un grandes campos como en fotografía, video, exploración de yacimientos arqueológicos, edición de modelos en 3d, estudios de campo, recuento de ganado o mediciones.

Los drones pueden tener distintas equipaciones según su uso. Uno de ellos es el escáner LIDAR, al que cada vez se le dan más utilidades. Uno de los frutos de esta tecnología es el reciente descubrimiento en Sudamérica de cientos de yacimientos arqueológicos, encontrados bajo la selva en grandes extensiones de terreno. Otras herramientas que se usan en drones son las cámaras de gran resolución, cámaras termográficas, infrarrojas, espectrográficas, etcétera.

En fin, por donde se mire, los drones se están utilizando en un sin fin de trabajos, ayudando o realizando tareas que anteriormente eran difilcil de realizar o muy costosas.