+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ESTUDIO DE ASAICOR

La oferta de alquiler aumenta un 82% durante el estado de alarma

Los propietarios de pisos turísticos optan por el arrendamiento de larga duración. Las inmobiliarias cordobesas vendieron en mayo una media de 1,2 inmuebles mientras que en abril no colocaron nada en el mercado

 

Imagen de archivo de una inmobiliaria. - CÓRDOBA

Isabel Leña Isabel Leña
17/06/2020

La oferta de inmuebles en alquiler ha experimentado una fuerte subida, del 82,6%, durante el estado de alarma, fundamentalmente porque muchos propietarios de viviendas turísticas, al ver que no había visitantes, se han decantado por el arrendamiento de larga duración o por ofrecerlas antes de tiempo a los estudiantes para el próximo curso. En el mes de mayo los alquileres no experimentaron subida de precios significativas, a excepción de los vacacionales, es decir, los de inmuebles situados en la Sierra, que subieron.

[Sigue aquí en directo las últimas noticias sobre el coronavirus en Córdoba]

La Asociación de Inmobiliarias de Córdoba (Asaicor) ha hecho público el "termómetro inmobiliario" de la ciudad, un informe que es el resultado de una encuesta realizada a sus socios cuyas preguntas han sido elaboradas por la Federación de Asociaciones Inmobiliarias de España, por lo que el análisis se está realizando a nivel nacional en todas las ciudades del país. El objetivo es, según Asaicor, evaluar el impacto que va a tener entre mayo, primer mes estudiado, y diciembre el coronavirus en la actividad de las inmobiliarias, por lo que se repetirá mes a mes.

Según este informe, los compradores o vendedores de vivienda aún son reacios a acudir presencialmente a las inmobiliarias, por lo que estas han detectado en mayo un importante descenso de la afluencia a sus oficinas. Aún así, en mayo se han vendido una media de 1,2 inmuebles, lo que significa para Asaicor que "el sector inmobiliario se va recuperando". Un mes antes, en abril, apenas se vendió nada.

A pesar del estado de alarma, el negocio inmobiliario de venta y alquiler experimentó un crecimiento del 10%, según este estudio, y en él se observa cómo los propietarios de viviendas turísticas se decantaron por el alquiler tradicional. Esto ha tenido otro efecto, el aumento de la oferta, lo que ha traído como consecuencia una bajada de precios del 6,3%. Según el estudio, el 52% de los inmuebles experimentaron bajadas del 5 al 10%; el 36%, del 1 al 5%; y el 12%, del 10 al 15%.

El 48% de los encuestados considera que las viviendas, para ser vendidas, deberían bajar entre un 10 o un 15%; mientras que un 24% piensa que el abaratamiento debería ser del 5 al 10%; un 20%, del 10 al 20%; y un 8%, del 20 al 25%.

El informe deja constancia de que uno de los problemas con los que se enfrenta el sector son las tasaciones bancarias, aunque en mayo los compradores no tuvieron dificultades para lograrlas. El 70% de los compradores obtuvieron financiación mientras que el 29% restante no la lograron.

Temas relacionados