+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Un siglo de la muerte de Corchaíto

El matador de El Viso fue ejemplo de pundonor y vergüenza torera

 

L.R.G.
12/08/2014

El mes de agosto incluye una luctuosa lista de toreros fallecidos por graves cornadas en el ruedo. Entre ellos los conocidos Ignacio Sánchez Mejías (13-8-1934), Manuel Rodríguez Sánchez Manolete (29-8-1947) y José Cubero Yiyo (30-8-1985). Sobre su vida han corrido ríos de tinta, pero sin embargo hay un torero cordobés que pasó a la historia del toreo como ejemplo de pundonor y vergüenza torera y que falleció igualmente en el mes de agosto. Nos referimos a Fermín Muñoz González-Corchado conocido en el mundo del toro como Corchaíto , nacido en el Viso de Los Pedroches el 11 de octubre de 1883 y fallecido en Cartagena (Murcia) el 9 de agosto de 1914.

El gran pundonor del que hizo gala toda su carrera le costó la vida. La fatídica tarde actuaba junto a Lagartijillo chico y Celita lidiando toros de Félix Gómez. Corchaíto había realizado una buena faena a su primer toro, segundo del encierro, de nombre Distinguido, entrando a matar con decisión recetándole media estocada delantera que hizo que el toro doblara las manos. Cuando el puntillero se dirigía a darle el golpe de gracia, lo paró y ordenó a su cuadrilla que levantaran al toro. Así lo hicieron y entró a matar nuevamente, clavando de nuevo el estoque. El toro dobló pero sin acabar de morir. Entonces insistió de nuevo a sus subalternos que lo volvieran a levantar. Quería matarlo por derecho. Volvió a entrar a matar y el toro le infirió dos cornadas, una en la ingle y otra en el pecho, manando abundante sangre. Es famosa su frase "Me ha matado" cuando entró en la enfermería de la plaza. Murió minutos después y su cadáver fue trasladado a Córdoba el día 12 del mismo mes procediéndose a su sepultura en el cementerio de San Rafael. Multitud de cordobeses acompañaron el cortejo fúnebre al que se unieron toreros y gente del toro que lamentaron la pérdida de un torero íntegro y con mucha vergüenza torera.

Su trayectoria

Fermín Muñoz Corchaito desde su pueblo natal se trasladó a Córdoba a vivir con unos familiares a la edad de ocho años tras fallecer sus padres. Hizo amistad con los chavales que acudían al matadero a torear vacas y con 16 años estoqueó su primer becerro en Almodóvar del Río. Con 19 años se enrola en la cuadrilla de Chicuelo. Como novillero se presenta en Córdoba (15-8-1902) actuando con Manolete (padre) y Angel Martínez Cerrajillas , con ganado del maqués de Tamarón.

Su presentación en Madrid (5-4-1903) la realizó con ganado de Biencinto y compartiendo cartel con Cocherito de Bilbao y Mazzantinito. Su presentación en Sevilla (21-6-1903) junto a Reverte y Bienvenida, con novillos de Otaola, alcanzó tal éxito que se le contrató dos tardes más y le puso la vitola de novillero interesante para el público. Esa temporada la concluyó con 42 festejos toreados.

Cuatro temporadas más actuó como novillero tomando la alternativa en Madrid (8-9-1907) de manos de Vicente Pastor, siendo el testigo Rafael Gómez El Gallo . El toro del doctorado atendía por Mediabanda y pertenecía a la ganadería de Murube.

En el centenario de su muerte, descanse en paz el malogrado torero de Los Pedroches que vistió el traje de luces con dignidad.