+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

investigación

La UCO ofrece las primeras series de datos sobre Sierra Nevada

Incluye 14 años de registros meteorológicos

 

Sierra Nevada, durante la temporada de esquí. - CORDOBA / ARCHIVO

Redacción
12/06/2019

Cuando el grupo de investigación de Dinámica Fluvial e Hidrología de la Universidad de Córdoba liderado por la catedrática María José Polo llegó en el 2002 a Sierra Nevada no había ninguna estación meteorológica por encima de los 1.200 metros de altura, de manera que cuantificar todo lo que pasaba en el campo de la meteorología e hidrología entre esa cota y los 3.479 metros del Pico Mulhacén tenía una gran incertidumbre.

Aprovechando el refugio Poqueira, a 2.500 metros, se puso en marcha una primera estación meteorológica completa especial para nieve. Éste fue el nacimiento de la Red Guadalfeo, una red de estaciones meteorológicas de alta montaña cuyos datos de monitorización de 14 años se ponen ahora a disposición de toda la comunidad investigadora a través de la revista de acceso abierto Earth System Science Data.

La zona experimental elegida tiene un alto interés científico como zona semiárida de alta montaña, muy abrupta, representativa de mantos de nieve con dinámicas altamente variables y topografía. Encuadrada en la cuenca del río Guadalfeo, incluye la zona de cabecera de la nieve y toda la cuenca portadora hasta el embalse de Rules, que constituye un punto de cierre hidrológico por disponer de registros de aportes de agua diarios.

La primera estación, la del refugio Poqueira, es la zona piloto de estudio de estos procesos y concentra un conjunto muy completo de instrumentación científica y permite realizar estudios de mucho detalle para caracterizar la física de los procesos de acumulación y ablación de la nieve. En el siguiente nivel, a escala de cabecera, está la red meteorológica completa que incluye una serie de estaciones adicionales en las que, además, se incluyen fotografías continuadas que permiten contar con imágenes de detalle de las distintas zonas con las que se pueden calibrar y validar datos de satélite. Por último, a escala de cuenca, se consigue cerrar el balance hídrico con los datos procedentes del embalse de Rules. De esta manera, se obtiene una zona de estudio de hidrología de alta montaña multiescala.

Temas relacionados