+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REPORTAJE

Iluminar a los futuros alumnos

Por tercer año, la Facultad de Filosofía y Letras pone en marcha el programa Alamines | 16 estudiantes ejercen de embajadores del centro en sus antiguos IES | El covid-19 obliga a desarrollarlo de forma 'on line'

 

Confianza: Reunión telemática para organizar y coordinar el programa. - CÓRDOBA

Lucía Abad
13/01/2021

A pesar de las restricciones provocadas por el covid-19, la Facultad de Filosofía y Letras ha vuelto a poner en marcha, por tercer año, su programa Alamines, una iniciativa por la que alumnado del centro se convierte en embajador de la facultad en sus antiguos centros de Secundaria y Bachillerato.
Este año participarán 16 estudiantes. «Se ha notado un descenso de las peticiones de colaboración probablemente por la situación que estamos viviendo debido al covid», explica la coordinadora del programa, la vicedecana de Proyección Social y Comunicación, Manuela Álvarez, quien indica que en las dos primeras ediciones se alcanzaron 49 y 54 solicitudes.

Una de esos 16 estudiantes es Cristina B. Macho, que ya venía colaborando con el Departamento de Francés de su antiguo instituto, el Blas Infante. «A mi me hubiera gustado tener una persona que diga: La Universidad es esto y no tengáis miedo si os equivocáis que la Universidad es una etapa preciosa, y por eso mi objetivo es que tengan en mí una persona de confianza».

Orientación

Para Macho, la figura del Alamín es «muy importante y muy decisiva en el futuro de los estudiantes que van a salir en dos o tres años a la Universidad» y ella está dispuesta a resolver todas sus dudas. «Yo le explico con detalle cómo es, cómo funciona la Facultad, todas las cosas que puede hacer en la Universidad de actividades extracurriculares, ayuda en departamentos... es un poco como una orientadora a nivel académico y es además es una forma de atraer estudiantes de Córdoba a la Universidad de su ciudad», dice.

Cristina Macho considera que este programa podría replicarse en el resto de facultades y escuelas de la UCO porque «es algo muy gratificante y muy beneficioso».

Igualmente, esta estudiante anima a sus compañeros a participar en el programa porque «es un nudo de enlace entre el antiguo alumno y el actual que es muy enriquecedor y, sobre todo, ayudar al otro es una de las mejores cosas que puede hacer el ser humano por otro».

Actividades

Manuela Álvarez señala que este año el programa tendrá que desarrollarse de forma virtual debido a la pandemia pero espera que aun así puedan realizarse actividades interesantes. En las ediciones anteriores se han organizado desde visitas a la Facultad a la asistencia a alguna clase o charlas temáticas a cargo de profesores de la Facultad.

«Los centros educativos han acogido con entusiasmo el proyecto ya que contar con una antigua alumna o antiguo alumno para la organización de actividades en colaboración con la Universidad es un éxito asegurado. Los estudiantes de Bachillerato pueden ver la Universidad de un modo más cercano al poder plantear sus dudas a una chica o chico de su edad», subraya la coordinadora del programa.