+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REPORTAJE

Colaboración estudiantil

El CEUCO está a la expectativa de los cupos de presencialidad de cada centro H El alumnado pide más trenes a Rabanales y muestra su preocupación por los exámenes

 

33 Presencialidad 8 Estudiantes de la UCO esperan para coger el tren a Rabanales. - A.J. GONZÁLEZ

Lucía Abad
16/09/2020

Los inicios de curso son siempre algo confusos, pero este año la incertidumbre es mayor debido a las nuevas normas que regirán el curso debido a la pandemia del covid-19. El alumnado es, quizá, el más afectado por los cambios, empezando por la semipresencialidad de la docencia. «Cada centro tendrá que adaptar las medidas de prevención y eso afectará a las clases presenciales», explica el presidente del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Córdoba (CEUCO), Pedro Rivera, quien comenta que algunos centros tenían previsto dar hasta la mitad de las clases de forma presencial, pero finalmente «no va a poder ser posible», salvo excepciones puntuales en las que por el número de alumnos de la asignatura se pueda impartir totalmente presencial. Las clases semipresenciales acarrean algunos inconvenientes para los estudiantes. «A los alumnos que vienen de otras localidades no les merece la pena alquilar una vivienda para venir una vez cada tres semanas y prefieren que las clases sean totalmente online», admite Rivera, quien insiste en que «la idea es que cuanto más presencial sea el curso, mejor».

Las dudas se extienden a los estudios de máster, especialmente, a aquellos en los que intervienen varios centros e incluso varias universidades.

El CEUCO también se muestra preocupado por la seguridad en los exámenes presenciales. «En los exámenes de recuperación se ha garantizado la distancia de seguridad y no ha habido problemas por el momento, pero ya veremos en enero y febrero, cuando muchos más alumnos vayan a examinarse. No sabemos si se tendrán que dividir los grupos o hacer exámenes online»,

Menos incertidumbre parece generar la cuestión de las prácticas curriculares. En este área, la representación estudiantil apuesta también por la la modalidad online siempre que sea posible, aunque cree que se puede garantizar la seguridad de los estudiantes en las empresas siempre que se cumplan las medidas de prevención. En cualquier caso, el consejo agradece la sensibilidad del equipo rectoral al permitir al alumnado que no ha podido terminar sus prácticas debido a la pandemia del coronavirus hacerlo en este primer cuatrimestre sin necesidad de abonar una segunda matrícula -esta medida es extensible a los másteres siempre que se trate de la últma asignatura del curso- o que se pueda compensar la mitad de las prácticas con otras actividades.

Una de las quejas del consejo se refiere a la frecuencia de los trenes al campus de Rabanales. «No entendemos que se hayan reducido casi a la mitad respecto al curso anterior, y aunque es verdad que va a haber menos movilidad, en momentos puntuales va a ser difícil mantener la distancia de seguridad», señala Pedro Rivera, quien espera que las negociaciones que se están llevando a cabo permitan ampliar el número de trenes.

Para ayudar a los estudiantes, especialmente a los de nuevo ingreso, a solventar las muchas dudas que plentea este nuevo y atípico cursos académico, el CEUCO se está planteando crear la figura del volunario covid, es decir, estudiantes que ayuden en la medida de lo posible a sus compañeros a resolver sus dudas y a concienciar sobre la importancia de cumplir las medidas de prevención. «Es muy importante que los estudiantes cumplan las normas», dice el presidente del CEUCO, que considera que las medidas planteadas para evitar que la Universidad se convierta en un foco de contangio son «razonables».

Que sean razonables no evita que las medidas de protección frente al covid-19 estén afectando al plan de trabajo del Consejo de Estudiantes que ha tenido que relegar algunos de sus objetivos para centrarse en ayudar a encontrar las mejores soluciones a los retos que plantea mantener la enseñanza en medio de una pandemia como la que estamos viviendo. No obstante, todo el equipo del CEUCO trata de mantener en lo posible seguir realizando sus funciones «con la máxima normalidad posible», a pesar de las dificultades de comunicación.

En cualquier caso, la representación del alumnado de la Universidad cordobesa se muestra convencida de que si se cumplen los protocolos, en el caso de producirse casos positivos, se podrán controlar y evitar tener que suprimir las clases presenciales. H