+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Benito cantador: «Representar a mi Universidad y mi hospital ya era un orgullo»

Premio de las Jornadas Interactivas de Cirugía para Estudiantes

 

Los profesores Antonio Álvarez Kindelán y Fco. Javier González García junto al alumno Benito Cantador. - A.J. GONZÁLEZ

Lucía Abad
18/03/2020

Benito Cantador es estudiante de Medicina de la Universidad de Córdoba y Premio a la Mejor Comunicación Oral en las 4ª edición de las Jornadas Interactivas de Cirugía para Estudiantes que organiza la Universidad de Navarra y que buscan la formación a través del intercambio de experiencias.

-¿Qué implica ser el primer estudiante de la UCO en ser galardonado en estas jornadas?

-Para mí, el simple hecho de representar a mi Universidad y a mi hospital ya era todo un orgullo. Sin embargo, conseguir el primer premio supone hacer visibles estas dos instituciones a un nivel mucho mayor. Como ya sabemos, el Hospital Universitario Reina Sofía tiene un gran prestigio a nivel autonómico y nacional, pero nuestro objetivo también era dar a conocer que la educación universitaria andaluza, y sobre todo la cordobesa, puede ser de primer nivel. Por ello, llevar a lo más alto la educación y sanidad pública es el mejor premio que puedo tener.

-Te han premiado por tu trabajo de Fin de Grado, que si no me equivoco, está relacionado con la fibrosis pulmonar.

-La fibrosis pulmonar idiopática es una enfermedad en la cual se produce una destrucción del tejido pulmonar, que es sustituido por tejido fibroso. Esto hace que el paciente tenga una gran dificultad respiratoria, disminuyendo mucho su calidad de vida, y el pronóstico es malo. Los tratamientos disponibles no han demostrado mejorar la supervivencia, salvo el trasplante pulmonar. En la evaluación radiológica constatamos que los pacientes con esta enfermedad tenían un mayor volumen de grasa en una zona del tórax que las personas sin fibrosis pulmonar, por lo que en primer lugar valoramos si esto era realmente atribuible a la enfermedad. Tras constatar esta primera hipótesis, estudiamos si el resultado del trasplante pulmonar podría verse influido por esa mayor cantidad de grasa y, efectivamente, en aquellos pacientes con más cantidad de grasa en el mediastino los resultados no eran tan satisfactorios como en los pacientes con menos grasa. A partir de aquí, se abren nuevos caminos de investigación que tendremos que ir recorriendo poco a poco.

-¿Por qué te decidiste por esta enfermedad en concreto?

-La fibrosis pulmonar idiopática es una de las llamadas enfermedades raras, que en España afecta a unas 8.000 personas, y cuyo tratamiento en última instancia es el trasplante pulmonar. Sin embargo, los resultados del mismo son peores que en otros casos como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Por tanto, se requiere un correcto uso de los recursos que tenemos disponibles, por lo que todo lo que sea optimizar la indicación de trasplante de pulmón, del cual hay más personas que lo requieren que órganos disponibles, es un paso adelante en este campo.

-¿Qué te han aportado tus directores de TFG, los doctores Antonio Álvarez Kindelán y Fco. Javier González García, de la Unidad de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del Reina Sofía?

-Durante mi quinto año como estudiante, ya era alumno interno de Cirugía Torácica, por lo que conocía de primera mano la calidad humana de los profesionales con los que iba a colaborar. Esto es muy importante, si no lo más, ya que la realización de un Trabajo de Fin de Grado siempre requiere una gran colaboración entre el alumno y sus directores, pues estos son los que tienen que marcar la pauta a seguir en todo momento. En mi caso, puedo decir que han sido los dos grandes pilares en este trabajo, siempre atentos a las preguntas y requerimientos que les hacía y con disponibilidad en todo momento, siendo auténticos líderes. Por ello, no puedo más que estar agradecido con todo el servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar y, especialmente, con mis directores.

-¿Quieres especializarte en Cirugía Torácica? ¿Te gustaría hacerlo en el Reina Sofía?

-Aún me quedan unos meses para pensarlo, hasta que se celebre el examen MIR. La elección de plaza se basa en distintos criterios, entre los que uno de los más importantes es el posible vínculo afectivo que hayas desarrollado por una u otra especialidad. Dicho vínculo con Cirugía Torácica, en mi caso, es innegable. Pero también hay otras especialidades quirúrgicas, como Cirugía General, que me gustan, y que valoraré a la hora de la elección. Todo dependerá del número que obtenga en el examen, de las plazas que abran en cada hospital o de las expectativas de trabajo al terminar la residencia. En cuanto al hospital, tampoco descarto hacer la especialidad fuera de Córdoba, aunque si fuera posible me gustaría seguir creciendo profesional y personalmente en este hospital.