+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Automovilismo para todos

El Aula del Motor de la UCO ha celebrado en Conil un encuentro de karting adaptados en el que ha participado un grupo de personas con discapacidad para promocionar este deporte entre el colectivo

 

Foto de familia del primer Encuentro de discapacitados físicos y orgánicos y el Aula del Motor de la UCO. - CÓRDOBA

Redacción
15/05/2019

El Aula del Motor de la UCO ha celebrado en el Circuito KR24 de Conil de la Frontera (Cádiz) un encuentro de karting adaptados en el que ha participado un grupo de 15 personas con discapacidad de Bilbao, Cádiz, Córdoba, Málaga y Sevilla.

El primer Encuentro de discapacitados fisicos y orgánicos y el Aula del Motor de la UCO se encuadra dentro de las actividades Automovilismo para todos, con las que el citado aula busca «promocionar este deporte en todos los sectores de la sociedad, independientemente de que tengan movilidad reducida o no», ha explicado el profesor Rafael Pérez Alcántara, responsable de la misma, que ha contado con la colaboración inestimable de RacingCor Competición, la Asociación In para el Fomento del Deporte Adaptado, la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba y la Federación Andaluza de Automovilismo.

Gran nivel / Tras un desayuno de bienvenida, los participantes asistieron a la charla del alumno del Aula Manuel Carvajal, en la que habló sobre la Introducción a la Adquisición de Datos y Telemetría.

Posteriormente, llegó el plato fuerte de la jornada con la demostración de las habilidades de los asistentes conduciendo los karts adaptados. Y dejaron claro sobre el asfalto un excelente nivel y no solo aquellos que ya los habían probado anteriormente, sino también los que se montaban por primera vez.

El almuerzo sirvió para comentar las vivencias de cada uno y comprobar como engancha esta modalidad deportiva. Pero no acabó ahí la jornada, que tuvo otro de sus puntos álgidos tras la comida, cuando los cuatro mejores compitieron en una carrera donde la emoción imperó hasta la bandera a cuadros. Tal fueron las ganas de todos de continuar, que se organizó de forma improvisada nuevas tandas de carrera, por lo que la competición continuó, en este circuito de poco más de un kilómetro, mostrando el calado que esta iniciativa produce en los participantes.

Para los alumnos y profesores del Aula fue la experiencia más gratificante de las realizadas hasta la fecha por el ambiente que se generó entre organizadores y participantes, que superó cualquier expectativa planteada.

El Aula del Motor ya trabaja en la siguiente convocatoria, que dentro de los proyectos del Plan Galileo permitirá a personas con discapacidad ponerse al volante de los Seat Marbella propiedad de la UCO y que han participado en los dos últimos Panda Raid.H