+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

balance del año taurino en córdoba

La pandemia se ceba con el arte de la tauromaquia

El coso de Los Califas ha celebrado un solo festejo, el único en plazas de su categoría

 

El Cordobés, rodeado de toreros cordobeses, al frente del paseo taurino que reclamó ayudas para el sector. - LADIS

De todas las plazas de primera categoría repartidas por nuestra geografía, Córdoba ha sido la única que celebró un festejo en 2020. Este dato indica la tremenda situación negativa que ha sufrido la tauromaquia en la pasada temporada, en la que ha estado condicionada por la pandemia del coronavirus, celebrándose solamente 88 festejos, un 89% menos que en 2019, que alcanzaron la cifra de 793.

La temporada de 2020 comenzó en Valdemorillo, que pudo celebrar dos corridas de toros en febrero, poco antes del confinamiento que mantuvo las plazas cerradas hasta mayo. Por comunidades, Andalucía con 35 festejos, Castilla- La Mancha (19), Extremadura (11), Castilla-León (7) y La Rioja (3) han sido las únicas donde se ha permitido la celebración de festejos.

En Andalucía hay que destacar que, a pesar de la pandemia, se pudieron celebrar las 19 novilladas sin caballos organizadas por la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas, dentro del proyecto de Fomento de la Cultura Taurina de Andalucía, repartidas por diferentes plazas de la Comunidad, aunque en algunas localidades como Villacarrillo, Constantina y Estepona se hubieron de celebrar sin asistencia de público. En cuanto al escalafón, ha sido liderado por Enrique Ponce con 16 corridas de toros, seguido de Emilio de Justo con 8 y con cinco El Fandi, Curro Díaz, Daniel Luque y Juan Leal.

En 2020, la suspensión de las ferias de La Magdalena (Castellón), Las Fallas (Valencia), Feria de Abril (Sevilla), San Isidro (Madrid), Los Sanfermines (Pamplona), etcétera, acarreó que no se celebraran corridas de toros en ningún coso de primera categoría.

La temporada en Córdoba

Excepción hecha en Córdoba, donde el empresario José María Garzón organizó para el día 12 de octubre una corrida de toros que denominó de la Hispanidad, dentro de la Gira de la Reconstrucción y con la colaboración de la TV. Esta corrida, en la que intervinieron mano a mano los toreros sevillanos Morante de la Puebla y Juan Ortega, fue el único festejo celebrado en una plaza de primera en todo el orbe taurino. Detalle para con Córdoba del empresario, que, llevando el timón de otros cosos, eligió Los Califas para este evento de carácter mundial, que le serviría, además, para su debut como responsable en la plaza cordobesa, ya que la feria de mayo no pudo celebrarse. Respecto a la provincia, solo hubo festejos mayores en Cabra (2), Montoro (una matinal de rejones y corrida de toros vespertina) y Priego de Córdoba (una corrida de toros), suspendiéndose las anunciadas en Lucena y Pozoblanco. Y en novilladas sin caballos Almedinilla acogió la gran final de las novilladas de promoción de nuevos valores, organizada por la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas Pedro Romero con el patrocinio de la Junta y la colaboración de Canal Sur Televisión. Resultó vencedor Marcos Linares, de la Escuela Taurina de Jaén, que dirige el matador de toros cordobés Francisco Martínez Botines.

Manifestación

Tras levantase el estado de alarma, se organizó el paseo taurino para defender la tauromaquia, que estuvo encabezado por Manuel Benítez El Cordobés, quinto Califa del Toreo, que, con 83 años, dio todo un ejemplo de solidaridad a pesar del riesgo de la pandemia. Esta marcha aglutinó a matadores de toros cordobeses, retirados y activos, ganaderos, gente del toro y a cientos de aficionados, que hicieron piña para, al igual que sucedió en varias ciudades, dar un golpe en la mesa defendiendo la tauromaquia de todos los ataques y del abandono de la Administración. Fue el pistoletazo de salida de la temporada en Córdoba y provincia, aunque luego el virus se encargó de desbaratarlo todo. Pero ahí queda el gesto.

Dentro de la Gira de la Reconstrucción se celebró en Antequera (9-10-2020) una corrida de toros en la que intervino Finito de Córdoba. Esa tarde se lidiaba un encierro de Zalduendo para el torero paisano y Luis Bolívar, en mano a mano. Finito formó un alboroto enorme al cortar dos orejas a su primero e indultar al corrido en tercer lugar de nombre. En cuanto a los novilleros, no tuvieron siquiera la posibilidad de debutar pues, aunque algunos llegaron a estar anunciados, se suspendieron los festejos.

En el otro lado de la balanza, año dulce con éxito importante el conseguido por la Escuela Taurina El Cordobés del Círculo Taurino de Córdoba, que dirige el matador de toros Rafael González Chiquilín, ya que tres de sus alumnos, un novillero sin caballos y dos becerristas, saborearon las mieles del triunfo en sus respectivas categorías. Este año el coronavirus se ha cebado con el arte de la tauromaquia, con la esperanza de que en la temporada 2021 se puedan organizar las ferias en todos los municipios españoles y se vuelvan a recuperar los miles de puestos de trabajo, directos e indirectos, que crea la tauromaquia.

Temas relacionados
 
 
 
2 Comentarios
02

Por vetman 11:27 - 11.01.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

un grupo de románticos la mayoría analfabetos

01

Por vecino 8:49 - 11.01.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hay una crisis de afición brutal en Córdoba. Los pocos aficionados que quedaban son gente muy mayor que no tienen relevo. A los jóvenes no les interesa un espectaculo cruel que se basa en el sufrimiento y tortura de un animal.