+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

GIRA DE LA RECONSTRUCCIÓN

Oreja para Vicens en la matinal de Montoro

Leonardo Hernández falla con el rejón de muerte

 

Lea Vicens coloca una rosa. - LADIS

Rafael Cobo Rafael Cobo
25/10/2020

Ganado: cuatro toros de Ángel Sánchez, muy bien presentados.
Leonardo Hernández: dos rejones, dos pinchazos, y siete descabellos (silencio); y cuatro pinchazos, rejón y cinco descabellos (saludos tras aviso).
Lea Vicens: cinco pinchazos y rejón caído (silencio ); rejón trasero y dos descabellos (una oreja).
Plaza: Montoro Festejo matinal con el aforo permitido casi completo.

------------------

Lea Vicens cortó la única oreja del festejo matinal de rejones celebrado en la plaza de toros de Montoro dentro de la denominada Gira de Reconstrucción auspiciada por la Fundación del Toro de Lidia y el canal Toros de Movistar Plus. Y lo hizo después de dos actuaciones de similar corte en las que volvía a poner de relieve su gran dominio sobre los ejemplares de su cuadra, en la que destacaron Guitarra, yegua con la que paró la encelada embestida del primero de su lote, un colaborador ejemplar de Ángel Sánchez aplaudido en el arrastre, así como Diluvio, Bético y Diamante en banderillas y toreando de costadillo.

Con una gran sintonía con los tendidos durante sus dos actuaciones, la amazona francesa perdió en su primero los trofeos por su mal uso del del rejón de muerte, mejorando de manera notable en esta faceta en el que cerraba plaza, lo que fue más que suficiente para poner en sus manos el único trofeo que se concedió en la matinal.

Frente a la comentada conexión de Vicens con el público, a Leonardo Hernández le costó un mundo alcanzar ese deseado idilio con los tendidos pese a ejecutar en su primero una gran actuación montando a Calimocho y Eco en banderillas, así como a Xarope en unas ajustadas cortas al violín, perdiendo los trofeos tras el sainete que ofreció con el rejón de muerte, en un calco de lo que le ocurriría en el segundo de su lote, en el que nuevamente mostró su solvencia montando a Enamorado, con el que realizó un ajustadísimo toreo de costadillo, pero de manera particular a Sol, con el que ejecutó un par de banderillas a dos manos que fue lo mejor.

Temas relacionados