+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Los viajes «caen en picado» por las anulaciones y la falta de demanda

Aconsejan a las agencias esperar a tener instrucciones para las devoluciones

 

Los viajes, tanto de negocios como de placer, se han resentido con el coronavirus. - A.J. GONZÁLEZ

Isabel Leña Isabel Leña
15/03/2020

Si hay algo que se está resintiendo con el coronavirus son los viajes corporativos, que «caen en picado» por las anulaciones que se están produciendo desde hace días y por la ausencia de demanda, según asegura el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes, Antonio Caño, que en la última semana solo percibe «cancelaciones», mientras que peticiones de viajes hay «cero» y «eso se llama debacle». Ante la evolución del coronavirus, muchos clientes están solicitando el aplazamiento de viajes para final de abril o primeros de mayo. En cuanto a los destinos afectados, asegura que «todos, no solo Italia».

Aunque no maneja cifras oficiales, solo en sus dos oficinas y con las anulaciones de ferias, puede tener unas pérdidas en ventas de 400.000 o 500.000 euros sin calcular beneficios. Para hacerse una idea de la dimensión que adquiere esta crisis mundial, y que varía de un día a otro, Caño indica que a mitad de semana, en solo dos días, de un centenar de viajes programados, se habían cancelado 95. Después, tras anunciarse medidas como el cierre de colegios, la situación fue a peor, anulándose «todo». Esto, a la larga, señala, también tendrá consecuencias en las empresas, que «tienen que viajar para vender».

Otro tipo de viajes, los vacacionales, se están viendo afectados cada vez en mayor medida, aunque su evolución futura dependerá del tiempo que persista el coronavirus. De hecho, si el jueves ya se estaban produciendo cancelaciones de viajes organizados para la Semana Santa, el viernes ya se habían anulado el 95% y todo antes de decretarse el estado de alerta y de suspenderse la Semana Santa, que limita las salidas. «Si se cancelan desplazamientos en Semana Santa, se pasa de los efectos en viajes corporativos a los vacacionales y eso afecta a todo el mundo», señala.

Caño está convencido de que «quien más va a sufrir los efectos del coronavirus «es la pequeña y media empresa» y recuerda que en los viajes «hay muchos implicados», no solo las agencias, sino también hoteles y restaurantes, que forman parte de la cadena, que ahora está en jaque.

Caño recuerda que la Confederación de Empresas de Agencias de Viajes (CEAV) ha recomendado a las agencias que, en el caso de los proveedores que aplican gastos en cancelaciones, esperen a recibir las instrucciones que emita el Ministerio de Consumo antes de proceder a las devoluciones.