+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ESCÁNDALO JUDICIAL

Sánchez reacciona al clamor de la calle y fuerza a la banca a pagar

El Gobierno aprueba hoy un decreto sobre el impuesto a las hipotecas que corrige al Supremo. Pide autocrítica al tribunal y no cree que la polémica le desacredite ante próximos juicios.

 

El Gobierno recibió con «desasosiego» la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a los clientes a pagar el impuesto sobre las hipotecas. Convencido de que la indignación ciudadana podía llenar las calles de manifestaciones, Pedro Sánchez reacciona y fuerza a la banca a pagar. El Consejo de Ministros aprobará hoy una modificación legislativa para que a partir de ahora sean las entidades financieras y no los clientes quienes asuman el pago de ese gravamen, en una medida, eso sí, que no tendrá retroactividad. Podemos, Ciudadanos y el PDECat la apoyarán en el Congreso (aunque los morados la consideran insuficiente). ERC y PNV no lo han decidido y el PP pide que se elimine el impuesto, que nutre las arcas autonómicas.

La vía para que sean los bancos quienes paguen es un real decreto que el Consejo de Ministros aprobará este jueves para modificar la ley que regula el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos. «Queremos que pague la banca y no la ciudadanía», resumió Sánchez en una comparecencia celebrada con urgencia en la Moncloa tras reunir a su gabinete para embridar una sentencia que no ha gustado nada al Gobierno. La norma se publicará el viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y entrará en vigor a partir del día siguiente, aunque al ser fin de semana en la práctica operará a partir del próximo lunes.

Con esta fórmula, los ciudadanos que firmen hipotecas a partir de la semana que viene ya no tendrán que pagar el impuesto. No afecta a quienes ya tengan suscrito un crédito. El Gobierno rechaza, en todo caso, la propuesta del PP para eliminar totalmente la tasa, y recuerda que este impuesto permite a las comunidades autónomas una recaudación fundamental para poder sufragar el Estado del bienestar.

Según cálculos de la agencia de calificación Moody’s, el pago de este impuesto supone una cantidad aproximada de 640 millones de euros al año. En los últimos días, las entidades financieras han dejado entrever que en caso de tener que asumir el pago del impuesto, este coste sería repercutido a los clientes a través de un encarecimiento de las comisiones o de los tipos de interés asociados al préstamo hipotecario.

LA COMPETENCIA, UN ANTÍDOTO / «Creo y espero que no» será así, interpretó Sánchez sobre esta última posibilidad. Según el presidente, la competencia entre entidades por la captación de clientes servirá de antídoto contra la tentación de repercutir los costes del impuesto a estos. Además de obligar a los bancos a pagar, el presidente del Gobierno anunció que en las próximas semanas se impulsará la creación de una autoridad independiente de protección a clientes financieros para evitar eventuales abusos de la banca.

En realidad, la ministra de Economía, Nadia Calviño, ya estaba incumpliendo el plazo de ocho meses que fijó la ley 7/2017 del año pasado y que venció el pasado 3 de julio para presentar un proyecto de ley que «regule el sistema institucional de protección del cliente financiero, así como su organización y funciones». Ahora, la polémica suscitada por el Supremo parece haber dado el impulso definitivo a esta iniciativa.

AUTOCRÍTICA DEL SUPREMO / El Gobierno «lamenta» el fallo del Supremo y cree que el tribunal debería hacer «autocrítica», pero Sánchez se guardó de abonar la tesis de que esta polémica le desacredita para juzgar el procés. El juicio a los líderes independentistas empezará en enero y el Ejecutivo admite que un clima de movilizaciones en la calle echando por tierra la reputación del TS es un escenario inquietante.

«Tiene que hacer autocrítica el Tribunal Supremo, pero son cosas distintas, nada tiene que ver una con la otra», desvinculó Sánchez.

También dejó un aviso a navegantes cuando le preguntaron qué le parece que su principal aliado, Pablo Iglesias, convocase una manifestación, azuzando la indignación. «Nosotros creemos que la oposición se tiene que hacer en las instituciones», señaló Sánchez.

Temas relacionados
 
   
5 Comentarios
05

Por Diegosanlucar 14:15 - 08.11.2018

Menos "brindis al sol" y no tenga silenciados a los españoles todos. Elecciones Generales cuanto antes y entonces hablamos con más firmeza.

04

Por Ciudadano Cordobes 11:40 - 08.11.2018

Pero de verdad se cree lo que dice. Con 66 años yo todavía no conozco a nadie que de duros por pesetas. Sr. Sánchez un respeto al los ciudadanos

03

Por jose 11:30 - 08.11.2018

Si se puede corregir una sentencia, por que han permitido todo este bochorno. Y como dice el 1 por qué no lo han echo los anteriores desde hace tantos años. Estoy de acuerdo con Pablo Iglesias y que declaren todo el mundo que esté ligado a la Administración, todo lo que ganan y sus patrimonio, y si están ligados a otras empresas u obtienen beneficios de otras

02

Por gañán de Fernán Núñez 11:21 - 08.11.2018

Nuestra historia está plagada de ineptos ejerciendo el poder. Ahora estamos llegando al pico mayor desde que existen registros. ¿De donde sale tanto iluminado? ¿Quien maneja los hilos para que todos estos actores tengan apariencia de realidad? Como podemos acabar con tanto teatro y empezar a trabajar con seriedad por el bien común. Este hombre no tiene temple para ocupar la presidencia de España.

01

Por Cordobes de adopción 11:11 - 08.11.2018

Y digo yo, durante 20 años que al parecer lleva ese impuesto cobrándose, no ha habido nadie que "interpretara" que esa indefinición de la aplicación de la ley se debía cobrar a los bancos, y no siempre al contratador de la hipoteca, ¿no es mucha casualidad?. Al final gana la opción que se contemplaba en el Supremo como la menos mala, pagan los bancos pero sin efectos retroactivos, que es lo que querían estos. A partir de ahora el que quiera hipotecas que se lo piense. Otra cosa, el dinero de los bancos no es de los impositores, ¿no nos siguen debiendo miles de millones?. Creo que tenemos lo que nos merecemos.