+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

¿qué pasó en la notaría en Madrid?

De nuevo, jornada agotadora

Era la única manera con Carlos González, aguantarle el envite contInuo, y Jesús León lo hizo, quizás porque era el único que podía hacerlo H Lo primero, ‘operación campo lleno’ hoy en El Arcángel

 

González y León (con González hijo al fondo), durante el receso previo a la firma de la escritura, ayer. - CASAVI

Ignacio Luque Ignacio Luque
20/01/2018

Era una cuestión de dinero, por supuesto, pero también la resiliencia jugaba un enorme papel. Básicamente, porque la otra parte ya había demostrado a lo largo de seis años y medio no dar su brazo a torcer ante nada ni ante nadie. Bueno, sí, ante el dinero, precisamente.

Jesús León llegó a la notaría madrileña, en Serrano 1, a las 13.11 horas. Ya llevaban allí bastante tiempo antes Carlos González, su hijo Alejandro, Andrés Delgado e Iván Zaldúa. También los abogados del montoreño, que tuvieron una semana maratoniana culminada con la jornada de ayer.

A las 13.25 el notario lee algunas de las cláusulas de la escritura de compraventa a los que han de firmarla. Andrés Delgado sale de un despacho contiguo para hablar por el móvil, apenas un minuto, a las 13.37. Vuelve a entrar. Durante una hora no se oye nada, no pasa nada aparentemente. A las 14.25, casi una hora después, aparece uno de los abogados de León hablando por teléfono. Solicita una documentación que se necesita de manera urgente, por lo que le aseguran que estará en el correo electrónico en minutos. A las 14.40 entra en el despacho Carlos González y pregunta «cómo va la cosa». Solo ocho minutos después de entrar, González y León salen del despacho y hablan durante unos minutos. Deciden bajar a la puerta de la calle, fumar un cigarro -con más ganas alguno que acaba de volver al vicio- y charlan con la prensa. Sobre todo González. Raja de un medio de comunicación cordobés. Pone muy bien a otro. Ninguno de los presentes le tiene muy en cuenta y le coloca una sonrisa de compromiso. Es el canto del cisne de quien no le importa estar enfrentado con todo el mundo hasta el último segundo. A las 15.55 entran todos, de nuevo, al despacho principal, en donde les espera el notario, que les toma los datos a los firmantes. Se cierra la puerta. Los últimos 10 minutos de tensión se viven en Córdoba. Los mensajes no paran preguntando si la operación está hecha o no. «Se va a levantar otra vez y esta vez se va a llevar dos millones», escribe un amigo con sorna. León barrunta una operación campo lleno en El Arcángel.

No hay sorpresa. A las 16.03 se abre la puerta. Desde ese momento, Jesús León es el nuevo propietario del Córdoba CF. Abajo, en la puerta, y para que la prensa lo pueda ver e inmortalizar, Carlos González le da un abrazo al nuevo presidente de la entidad blanquiverde. Algunos creen haber visto un gesto de emoción en el hombre que ya es historia en el Córdoba, en donde solo quiso sostenerse sobre los resultados deportivos. Nunca entendió al Córdoba. Difícil que entienda lo que significa un club. Pero, como siempre, volvió a protagonizar una nueva jornada agotadora.

Temas relacionados
 
   
2 Comentarios
02

Por EL PERRO QUE MUERDE 17:34 - 20.01.2018

SATISFACCIÓN Y ALEGRIA POR QUE EL CLUB SE RIJA POR UN CORDOBÉS VALIENTE A LA ADVERSIDAD QUE PERSIGUE AL CÓRDOBA C.F. QUE SU ENTUSIASMO IMPREGNE A LA AFICIÓN QUE TANTO NECESITA. ¡AUPA CÓRDOBA C.F.!

01

Por frankcordoba1 12:00 - 20.01.2018

SR LEON:LE REITERO MI AGRADECIMIENTO,POR EL VALOR DE AFRONTAR ESTA DURISIMA ETAPA QUE LE QUEDA AL CORDOBA CF,HEREDADA DE LA EPOCA MAS TRISTE OSCURA ,HUMILLANTE Y SUCIA,QUE HA VIVIDO ESTE CLUB,CON LA LLEGADA DEL "CLAN DE LOS GONZALEZ". EN EFECTO AHORA CAMPO LLENO,AYUDA AL MAXIMO A ESTE CORDOBES,QUE AL MENOS HA SIDO CAPAZ DE DEMOSTRAR QUE NO ES SOLO EL DINERO LO QUE MUEVE LOS CORAZONES DE LOS AMANTES DE SU CORDOBA CF...QUE SAN RAFAEL LE AYUDE Y QUE LOS QUE TIENEN QUE DARLO TODO EN EL CAMPO ASI LO HAGAN....¡¡ VIVA NUESTRO NUEVO CORDOBA!!.