+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LOS INTERESADOS PUEDEN SOLICITARLA DESDE ENERO DE ESTE AÑO

Inmigrantes y mayores de 65 podrán recibir la renta mínima de inserción

La pensión de alimentos, las ayuda a dependencia o las becas no computarán como ingreso familiar. Se podrá cobrar durante un periodo inicial de 12 meses aunque también se prevén prórrogas

 

Mª Ángeles Luna, Purificación Gálvez, Esther Ruiz y Manuel Carmona, en la inauguración de las jornadas formativas. - FRANCISCO GONZÁLEZ

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
30/01/2018

Unas 5.823 unidades familiares, lo que equivale a alrededor de 15.500 personas, podrían cumplir en Córdoba los requisitos que establece la nueva renta mínima de inserción social, una prestación con carácter de «derecho subjetivo» puesta en marcha por la Junta de Andalucía a principios del mes de enero y que viene a dar respuesta a una antigua demanda sindical, pero que incorpora algunas novedades respecto al actual Ingreso Mínimo de Solidaridad. La delegada del Gobierno de la Junta, Esther Ruiz; la secretaria general de Servicios Sociales, Purificación Gálvez, y la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Mª Ángeles Luna, inauguraron ayer los cursos en los que se formará al personal de Servicios Sociales y del Servicio Andaluz de Empleo para la tramitación de estas ayudas.

A diferencia de otras ayudas como el salario mínimo de solidaridad, a la hora de calcular los ingresos que perciben las familias de cara a establecer el derecho, en este caso no se computarán ingresos tales «como las ayudas para vivienda habitual, la pensión de orfandad, la pensión de alimentos por hijo, prestaciones derivadas de la ley de dependencia, becas escolares o ingresos por cursos de formación, entre otros». Asimismo, el decreto ley establece ciertas excepciones entre los requisitos basados en la urgencia social o emergencia social. También pone el acento en el apoyo a las familias monoparentales y en las víctimas de violencia de género. Según la secretaria de Servicios Sociales, Purificación Gálvez, esta renta mínima abarca un número de personas más amplio. «Los nuevos colectivos incluidos respecto del actual Ingreso Mínimo de Solidaridad son las personas inmigrantes y los mayores de 65 años que tengan menores a su cargo, así como las personas con edades comprendidas entre 16 y 24 años si se dan ciertas circunstancias excepcionales».

«Hoy es un día importante para el Gobierno andaluz por lo que supone de avance en la igualdad de oportunidades», aseguró Esther Ruiz en alusión a esta nueva prestación, que «viene a paliar los efectos de la crisis y de la reforma laboral», recalcó. A diferencia de otras ayudas, la renta mínima de inserción social «nace como un derecho con carácter subjetivo», por lo que no está sujeta a disponibilidad presupuestaria sino que «todas las personas que cumplan con los requisitos deberán percibirla». De momento, para el periodo 2018-2012, la Junta prevé que puedan solicitarla unas 45.000 unidades familiares al año en toda Andalucía, por lo que ha previsto destinar 819 millones de euros. Para el 2018, se han reservado 198 millones.

La secretaria general de Servicios Sociales explicó que la renta mínima de inserción social se ha incorporado «como prestación garantizada en el Catálogo de la Ley de Servicios Sociales de Andalucía». Las ayudas tendrán una cuantía de entre 419.52 euros y 779.87 euros en función de las circunstancias y los ingresos de los solicitantes. La percepción de esta ayuda «tiene como fin último el empleo y dignificar a las personas, por lo que huye de ser una limosna para las familias» y además está asociada a un plan de inserción sociolaboral personalizado que deberán elaborar los Servicios Sociales y el SAE y consensuarlo con los afectados.

Según Gálvez, el Gobierno andaluz pretende así «potenciar la cultura del esfuerzo» sin dejar de estar «cerca de los más débiles». Gálvez subrayó que «mientras el antiguo salario social podía percibirse durante un periodo de seis meses, la renta mínima de inserción contempla un plazo de doce meses prorrogables a partir del 2019 por periodos de otros seis meses si la situación de necesidad persiste. Para la Junta, «este derecho subjetivo aporta instrumentos para agilizar y reconocer las nuevas realidades sociales y establece mecanismos de discriminación positiva para víctimas de violencia de género, personas con discapacidad o menores a su cargo». Pese a todo, según Gálvez, «el hecho de que Andalucía haya respondido a esta situación de vulnerabilidad no implica que no sigamos exigiendo al Gobierno central que dé respuesta para velar por la cohesión territorial y social con un sistema de garantías mínimas de ingresos independientemente de dónde viva cada uno, ya que actualmente existen 17 sistemas».

   
5 Comentarios
05

Por gañán de Fernán Núñez 11:10 - 30.01.2018

Se abre de nuevo la compra de votos. Cada vez se superan más en su generosidad que si fuese para personas necesitadas,me parece muy poco. Ya lo dijo la Srª Carmen Calvo siendo ministra. "El dinero público,no es de nadie" . Lo generan unos ciudadanos con su trabajo honrado de toda una vida y su pago de impuestos solidarios para que vengan políticos incompetentes y los tiren en regalos para sus amiguetes.

04

Por assull 10:37 - 30.01.2018

¿Como puede ser que nos tengan a los españoles ASFIXIADOS con los impuestos y los moros ,rumanos ,latinos etc cobren sin haber cotizado? Ni derechas ni racismo,SENTIDO COMUN BASATA DE INJUSTICIAS

03

Por tomas 9:35 - 30.01.2018

A los inmigrantes? Así nos va en este país, los que ha trabajado toda su vida o parte de ella pasando necesidades y gente de fuera que no ha aportado nada con su página y a vivir a costa de los demás, hay que ver lo que nos cuesta un voto a los andaluces.

02

Por manolosf81 9:27 - 30.01.2018

y mientras andaluces en la calle pidiendo, no soy racista (estoy casado con una argentina) pero se debería ayudar primero a los andaluces.

01

Por PEPELOPEZ 8:26 - 30.01.2018

EL EFECTO LLAMADA YA ESTÁ SERVIDO. NUESTRO SUELO SE LLENARÁ DE INMIGRANTES EN BUSCA DE LA RENTA MÍNIMA DEL PSA, PUES ESTO NO DEJA DE SER UNA SUBVENCIÓN AL VOTO COMPRADO DEL QUE NOS TIENE ACOSTUMBRADO EN GOBIERNO SOCIALISTA DESDE HACE 35 AÑOS. O TAL VEZ ALGUIEN SE CREE QUE ESTE TIPO DE AYUDA VA A FAVORECER LA CREACIÓN DE EMPLEO Y RIQUEZA EN ANDALUCIA?. ESTA INCURSIÓN ES UN DESPROPOSITO A LAS FAMILIAS AHORRADORAS Y TRABAJADORAS, YA QUE PREMIA A LOS QUE POR PISAR SUELO AJENO SE LO DAN TODO HECHO.