+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VIMCORSA ESTRENARÁ ESTE NOVEDOSO PROGRAMA EN JULIO

Familias con problemas donde viven o sin recursos podrán permutar su piso

Los que tengan barreras arquitectónicas o no puedan reformar su casa optarán también al plan. Víctimas de violencia de género y personas con conflictos de convivencia, entre las beneficiarias

 

Vista aérea de viviendas existentes en el casco urbano. - SÁNCHEZ MORENO

Isabel Leña Isabel Leña
07/06/2018

La empresa municipal Vimcorsa tiene intención de aprobar y estrenar en julio la permuta de viviendas, un programa novedoso con el que pretende ayudar a personas que tienen problemas de distinto tipo donde residen o carecen de recursos para adaptar su vivienda a sus necesidades. Este plan fue anunciado por la empresa cuando presentó el registro de ofertantes pero ahora es cuando cuenta con un documento en el que detalla los requisitos que deben cumplir los interesados en la permuta y las posibilidades que tienen. La novedad es que Vimcorsa quiere atender el máximo de circunstancias posibles, por lo que su propuesta va mucho más allá de cubrir las necesidades de las personas mayores o con problemas de movilidad que precisan cambiar de hogar por las barreras arquitectónicas con las que se encuentran o por carecer de ascensor.

El abanico de posibilidades para satisfacer las necesidades de las familias que residen en una vivienda inadecuada es amplio. Así, de este programa podrán beneficiarse, además de los mayores y de las personas en situación de dependencia, las víctimas de violencia de género o aquellos que padecen problemas graves de convivencia o de seguridad en el entorno en el que residen, según consta en el documento presentado ayer por la presidenta de Vimcorsa, Alba Doblas, y por el gerente, Rafael Ibáñez. Podrán solicitar también el cambio de vivienda aquellos que vivan en inmuebles que necesitan una reforma urgente y que no pueden hacer frente al pago de las obras por tener una situación económica precaria. También tendrán posibilidad de acogerse al plan las unidades familiares en las que han disminuido sus ingresos y que, por ello, no pueden pagar la cuota de la hipoteca o el alquiler.

Sugerencias // Vimcorsa abrirá ahora un plazo de un mes para la presentación de sugerencias que enriquezcan el programa que contempla distintas modalidades de intervención por parte de la empresa, ya que está dirigido tanto a propietarios como inquilinos, tanto a privados como a los que estén ya residiendo en una vivienda pública, y tanto a los que deseen realizar una modificación en la titularidad como los que solo pretendan un cambio de uso.

En unos casos, Vimcorsa tendrá un papel de «intermediación» entre los que pidan un cambio de titularidad o de uso, facilitando el contacto entre los interesados, asesorándolos o ayudándoles a concretar las fórmulas para compensar una diferencia de valor de los inmuebles. Otra opción es que una familia desee permutar su piso por otro de Vimcorsa en régimen de venta. La tercera circunstancia es la de la familia que quiere que Vimcorsa adquiera su vivienda y desea residir en un piso de alquiler de la empresa municipal. Por último, existe la posibilidad de la permuta de usos, de forma que la familia que se acoja a esta modalidad ofrece su piso a Vimcorsa para que lo alquile a cambio de disponer de otro de la empresa municipal para residir en él como inquilinos. En todos los casos, los interesados deberán inscribirse en el nuevo registro de ofertantes, mientras que en el segundo y tercero, además, deberán estar en el listado de demandantes y cumplir los requisitos establecidos en el mismo.

El registro de ofertantes funciona desde primeros de mayo. En el poco más de un mes transcurrido desde su puesta en marcha, el listado tiene ya a 27 inscritos -algunos tienen la preinscripción y están en trámites de ello-. El gerente de Vimcorsa señala que la mitad de los que están en ese listado tienen interés en la permuta, por lo que considera que esta fórmula «va a tener mucha demanda». Ibáñez indica que el perfil de estos ofertantes es de personas mayores o con problemas de movilidad, de familias que necesitan una vivienda más grande al haber aumentado el número de miembros o que precisan un piso más pequeño al haber disminuido. También hay quien desea cambiar de barrio o irse a vivir cerca de sus hijos.

Temas relacionados