+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TRAS LA SALIDA DE LOS NIÑOS

España entra en una nueva fase en la lucha contra el coronavirus con "la máxima prudencia" como lema

A partir del 2 de mayo se podrá hacer deporte y el próximo martes se aprobará el plan de desescalada El Gobierno impondrá duros requisitos de medios sanitarios a los territorios para desconfinar

 

España entra en una nueva fase en la lucha contra el coronavirus con "la máxima prudencia" como lema -

MANUEL VILASERÓ
25/04/2020

Tras abrir la válvula de escape del paseo para los niños (y sus padres) este domingo, España encara una nueva etapa en la lucha contra el coronavirus. Se avecina otra medida de alivio del confinamiento. A partir del 2 de mayo se permitirá salir a prácticar deporte y pasear también a los adultos que conviven en la misma casa. Y a partir de mediados de mayo se iniciará la ansiada desescalada cuyas condiciones aprobará el Consejo de Ministros del próximo martes, pero que estará guíada por la "máxima prudencia" y pilotada desde el cuadro de mandos del Gobierno. Sin prisas, evitando cualquier precipitación que pueda dar al traste con lo conseguido.

Prudencia. Este es el núcleo central del mensaje lanzado por Pedro Sánchez en su comparencia de este fin de semana. Los datos de la epidemia cada día son más buenos, los nubarrones que se ciernen sobre la economía cada vez más oscuros y empieza a pesar el cansancio de 40 días de encierro. Todo incita a acelerar el desconfinamiento. El debate sobre cómo, cuándo y dónde desconfinar ha tomado el centro de la escena pública y cada sector económico o territorio pugna por lo suyo.

Nervios

Hay muchos nervios. Canarias, la comunidad con menos casos por habitante (12 por cada 100.000) presentó en el Consejo Interritorial de Sanidad del viernes un plan que permitía este mismo lunes las salidas a la calle en días alternos a los residentes en números pares e impares. Andalucía, también con pocos casos, quiere que en mayo abran los bares y las escuelas y en junio los hoteles. Catalunya quiere tomar sus propias decisiones a espaldas del resto.

Alemania es el único gran país europeo que ya ha empezado la desescalada. Es el que tiene menos casos y, sobre todo, menos muertes, pero a pesar de ello su canciller ha reprendido a los Länder por ir demasiado deprisa. "El éxito logrado es frágil. Caminamos por una fina capa hielo", les ha advertido Ángela Merkel.

La capa de hielo es frágil en Alemania, pero mucho más en España. Ni siquiera sabemos aún si el fin de la hibernación total en la que se mandó a casa con permiso retribuido a los empleados de los sectores no esenciales ha generado algún rebrote o ha cortado la tendencia la descenso de los contagios. La semana que entra será decisiva para comprobarlo, dado el tiempo que pasa desde que se produce un contagio hasta este desarrolla la enfermedad y el sistema lo registra.

Salida condicionada

Habrá que comprobar también como se desarrolla la salida de los niños. La de los adultos a practicar deportes está condicionada a que los más pequeños y sus progenitores se hayan comportado con "con responsabilidad" y siguiendo todas las recomendaciones.

Sánchez advirtió que el plan de desescalada "no tiene fechas", más allá de que podría empezar a mediados de mayo y desarrollarse en junio. Consistirá en una batería de condiciones que deben cumplirse para que un territorio empiece de modo "gradual" a abrir comercios, bares, playas o lo que sea. Los territorios no tienen porque coincidir con un municipio o una autonomía, pero sí deben cumplir unos requisitos que serán muy exigentes.

Sanidad los expuso en la interterritorial del viernes 27 y varios de ellos están aún lejos de lograrse. La autonomías deben disponer de pruebas PCR para practicarlas en todas la personas con síntomas, aunque estos sean muy leves. Los infectados deberán quedar aislados en 24 horas mediante la "habilitación de hoteles u otras instalaciones para aislamiento supervisado de casos leves que no puedan hacer efectivo el aislamiento en su domicilio".

Reclutar miles de personas

Los servicios de salud deberán rastrear a los contactos los contactos de éstos, ponerlos en cuarentena y practicarles las correspondientes pruebas. Eso significa miles de personas a las que hay que reclutar y entrenar para que puedan entrevistar enfermos y rastrear contactos. También hay que comprobar el estado de salud de los inernos y empleados de las residencias, con prubeas PCR semanales, aunque no hayan dado síntomas.

La lista sigue con pruebas a todos los pacientes ingresados por todas las patologías, ya sea o no por covid-19, circuitos diferenciados en el los centros de salud y en las urgencias para unos y otros enfermos, la reserva de espacios libres que permitan multiplicar por tres la capacidad de las ucis y así hasta esa lista de casi 30 requisitos que a día de hoy no cumple nadie.

Contra las prisas

"No basta que los contagios hayan bajado en una área. Es mucho más complejo. La prisas por ser primeros en abrir los comercios o los bares pueden comprometer al resto", advirtió Pedro Sánchez, que debatirá él domingo estas líneas rojas tan exigentes con los presidentes autonómicos. La lista definitiva deberá cerrarse en otro Interterritorial que se celebrará el lunes y al día siguiente la aprobará el Gobierno.

China acaba de poner en cuarentena a 20 millones de personas en dos ciudades de Manchuria. Caminamos sobre una capa casi transparente de hielo.