+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Córdoba, un caso excepcional

Prodeni confía en que las administraciones solucionen la mendicidad infantil, mientras que desde Acisgru afirman que proteger a los niños "es ocuparnos de toda su familia"

 

En la ciudad Una mujer ejerce la mendicidad con un niño. - Foto:JUAN ALGAR

PILAR COBOS
01/07/2014

La Asociación para los Derechos del Niño y de la Niña (Prodeni) denunció ante la Fiscalía la mendicidad practicada por mujeres rumanas de etnia gitana acompañadas de menores de edad, cifrando incluso en unas veinte el número de personas que se pueden observar en determinadas zonas de Córdoba. Además de esto, el pasado mes de abril publicaron un comunicado sobre la cuestión y el portavoz de esta entidad, José Luis Calvo, afirmó ayer (tras conocer la reunión institucional mantenida por la mañana) que "pedimos que se solucione este problema y confiamos en que la voluntad manifestada por las autoridades se traduzca en un acuerdo".

El escrito que enviaron a la Fiscalía indicaba que esta situación "no está mereciendo la debida atención" y señalaba que el número de personas que mendigan con menores "se ve incrementado con el buen tiempo y en épocas festivas". Este colectivo ha recabado opiniones entre los comerciales de la zona de Doctor Barraquer y Conde de Vallellano, y destacaba en el citado documento que "prácticamente todos los informantes sospechan que podemos estar ante una mafia, pues se ha visto que las sueltan (a las mujeres) por la mañana y las recogen por la noche. También furgonetas que reparten a los niños". Entre otros aspectos, manifestaba que "algunos destacan el nivel de suciedad y abandono (...) y las altas o bajas temperaturas que soportan", y subrayaba que "ser niño gitano rumano le sitúa ante una mayor desprotección que a los demás". José Luis Calvo destacó ayer que Córdoba "es un caso excepcional" en este sentido y precisó que el problema se remonta, al menos, al año 2004. De este modo, aludió al "fracaso" de las medidas adoptadas hasta el momento y a una posible "resignación".

 

Más labor social

 

De otro lado, la secretaria de la Asociación Cordobesa para la Inserción Social de Gitanos Rumanos (Acisgru), Catalina Rojas, remitió ayer a este periódico un extracto del escrito que enviaron a José Antonio Nieto, alcalde de Córdoba, con las propuestas que realizan para abordar esta situación, un documento en el que afirman que "proteger a los niños rumanos de etnia gitana es ocuparnos de toda su familia".

Esta entidad recuerda que la Estrategia Europea para la inclusión de la población gitana insta a procurar la participación de esta población en las medidas dirigidas a los ciudadanos gitanos españoles y avanzaba que Acisgru ha elaborado 178 preguntas que "pueden ser la base para un estudio riguroso del colectivo, en el que nos ofrecemos a participar", lo que en su opinión facilitaría las claves para una acción eficaz. Entre otras cuestiones, apuntaban a la formación como "la única manera de combatir la exclusión" y aludían a su experiencia con talleres para estos ciudadanos, una iniciativa en la que hace referencia a la oferta de becas y a la adquisición de compromisos por parte de las mujeres tales como no mendigar acompañadas por menores.