+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DATOS DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE TRÁFICO

Un coche por cada dos habitantes

La cifra de motocicletas crece y cae el de camiones, furgonetas y ciclomotores . En la capital hay 224.006 vehículos censados, 2.670 más que a finales del 2018

 

Imagen matutina de Córdoba un día laborable en la avenida de América. - A. J. GONZÁLEZ

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
20/09/2019

La movilidad sostenible sigue siendo un reto en Córdoba, como reto es mejorar los datos del transporte público local y reto también conseguir que los carriles bici de la ciudad luzcan repletos de bicicletas a todas horas el día. Por más que las carreras populares se llenen de aficionados y el senderismo está de moda, los datos de la Dirección General de Tráfico indica que pocos son los que se resisten a tener un coche, moto o las dos cosas en propiedad o los que se pueden permitir prescindir de él por imposiciones laborales o familiares.

El resultado es que en Córdoba hay prácticamente un turismo (vehículos hay más) por cada dos habitantes. Se trata de una media estadística que rompen muchos cordobeses, que tienen más de uno por cada miembro de la familia. Ramón A. es uno de ellos. Padre de dos hijas, tiene cinco coches y una motocicleta y asegura que conoce amigos que tienen muchos más. «Por la crisis, he vendido uno, pero ahora mismo tengo un Seat 600, un BMW deportivo, un Mercedes y dos utilitarios», explica, «soy un enamorado del motor y los coches son mi único vicio». Según su relato, sale caro «por tema de seguros y cocheras (paga tres)», pero aún así le merece la pena, «todos están en uso, aunque cada uno para destinos diferentes». El colmo de los colmos es que en ciudad, él y su mujer se mueven «en patinete eléctrico» porque «es más cómodo y no contamina». Andar le gusta menos.

En una capital con poco más de 300.000 habitantes, hay 224.006 vehículos censados de los cuales 153.594 son turismos, una cifra que no ha dejado de crecer en la última década. Hoy por hoy, según el censo de la DGT, hay 4.360 turismos más que en el 2010 (último datos publicado) y 1.932 más que hace solo un año.

El volumen de turismos representa el más grande del total de vehículos registrados, al que sigue el de motocicletas matriculadas, que también sigue un ritmo in crescendo. Desde 2010, el número de motocicletas ha aumentado en más de 5.000, pasando de 21.822 a 27.134 en el 2019. La lógica inversa se aplica al volumen de ciclomotores, que por algún motivo han dejado de tener tantos seguidores, quizás reflejo de la crisis económica. Si en el 2010, había 19.301 ciclomotores censados en la capital cordobesa, a día de hoy hay apenas 15.000, lo que supone un descenso importante.

Cabe suponer que la crisis y el cierre de empresas ha debido influir también en el hecho de que el número de camiones y furgonetas que circulan por la ciudad haya menguado paulatinamente en los últimos años. A día de hoy hay alrededor de 10.500 camiones y 13.000 furgonetas matriculadas, un millar menos aproximadamente que hace nueve años en un caso y en otro. Mientras tanto, el número de autobuses apenas ha variado y se mantiene en poco más de 300 desde el 2010. Lo que sí ha variado muy lentamente es el tipo de combustible que mueve a los vehículos que circulan los cordobeses. Y es que, salvo en el caso de ciclomotores y motocicletas, que son generalmente vehículos de gasolina, el diésel continúa siendo el combustible más usado tanto en turismos como en furgonetas, camiones y autobuses, por más que las cifras de nuevos coches matriculados hablen de una caída en picado. La idea de que el diésel estaba atravesando un mal momento y que cada vez menos conductores optaban por este combustible no se ha trasladado aún a las calles. El ligero ahorro por litro que supone el gasóleo parece seguir primando a otros factores relacionados con la contaminación. Los motores eléctricos son de momento algo muy residual. De 153.594 turismos, 89.853 son diésel y 63.392 de gasolina mientras hay 85 coches eléctricos. Lo que empieza a ganar adeptos es el motor de gas licuado de petróleo, que en el 2010 no existía en Córdoba y en solo un año ha pasado a doblar su presencia en la ciudad, pasando de 116 en el 2018 a 245 en el 2019.

Por su parte, de los 350 autobuses matriculados en Córdoba, 304 son diésel, 3 son eléctricos y 43 de gas natural comprimido. La proporción es muy parecida entre camiones y furgonetas.

Si comparamos Córdoba con una ciudad como Granada, que tiene proporciones parecidas, la cifra de vehículos es muy diferente. En la ciudad de la Alhambra hay censados 175.196 vehículos de los cuales 113.195 turismos, 40.399 menos que en Córdoba y una cifra muy similar de motocicletas, 27.354.