+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

COMIENZA EL FEMINARIO DE LA PLATAFORMA ANDALUZA EN APOYO AL LOBBY EUROPEO DE MUJERES

Carmen Calvo: "El machismo es otra forma de fascismo"

La ministra insta a los hombres a "tomar el timón" en la lucha contra la

 

Carmen Calvo: 'El machismo es otra forma de fascismo' - Foto:JUAN CARLOS MOLINA

ANA ROMEROANA ROMERO 11/11/2006

La ministra de Cultura, Carmen Calvo, aseguró ayer que "el machismo solo es otra forma de fascismo", e instó a los varones a "tomar el timón" en la lucha contra la violencia de género, "porque es un asunto que les atañe a ellos más que a las mujeres, que son las víctimas", al tiempo que aseguró que "no avanzamos más para erradicar esa violencia porque no hay conciencia ni autoconciencia".

Calvo hizo estas declaraciones en la inauguración del XIV Feminario que organiza la Plataforma Andaluza en Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, que este año tiene por lema una pregunta ¿Existen las democracias sin la ciudadanía de las mujeres? y en el que participan unas 300 mujeres. La ministra comparó la violencia de género con otras lacras como el apartheid, "que no acabó hasta que los blancos sudafricanos se dieron cuenta de que no se podía hablar de democracia sin los derechos de los negros".

MAS SUBVERSIVAS Carmen Calvo comentó que "cuando hablamos de democracia paritaria, desde el neoconservadurismo se piensa que es algo artificial, pero lo único que hacemos es subir el siguiente escalón de la democracia, para lo que hay que incorporar la historia y la experiencia de las mujeres". En este sentido, la ministra se dirigió a las mujeres y dijo que "tenemos que ser mucho más subversivas, más peligrosas, porque seguimos sin tener la suficiente influencia para colocar en las agendas políticas la igualdad real y los temas que nos preocupan".

La ministra y diputada cordobesa también se refirió a la prostitución y la explotación sexual, otro de los temas que se tratarán en el feminario, y comentó que "a quienes digan que eso es una profesión les diría que llevaran a sus hijas a la escuela de prostitución. Nadie lo haría, claro, porque es una forma de esclavitud, no un oficio".

A la inauguración del acto también asistieron la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar; la directora general de Servicios Sociales, Purificación Causapié; la delegada de Igualdad de la Diputación, María Dolores Villatoro, y la presidenta de la Plataforma Andaluza del Lobby Europeo de Mujeres, Rafaela Pastor.

"MUJERES INTERCAMBIABLES" La alcaldesa aseguró que "la democracia que vivimos está incompleta porque no hay una igualdad real, aunque las leyes la proclamen" y destacó las desigualdades en el ámbito laboral, educativo, doméstico, de poder, y también la violencia de género. Rosa Aguilar hizo un llamamiento a los hombres "para que se sumen a esta causa común que es la igualdad plena de oportunidades y derechos para todos".

En su intervención, Aguilar destacó que "cada vez hay más mujeres que acceden a cargos públicos, pero permanecen menos tiempo", ya que, según comentó, "cuando se diseñan las listas electorales parece que los hombres siempre son imprescindibles y las mujeres intercambiables, por lo que se establece una competencia entre nosotras". Por ello, Aguilar considera que todas las mujeres políticas, sean del partido que sean, "deberíamos ser más cómplices y diseñar una agenda común de mínimos sobre los temas de igualdad".

María Dolores Villatoro recordó que, aunque se ha avanzado mucho en el reparto igualitario del poder, con gobiernos paritarios tanto a nivel central como autonómico, la asignatura pendiente sigue siendo el poder local, donde "solo un tercio de los concejales somos mujeres y las alcaldesas suponen apenas el 13% de los regidores".

Purificación Causapié también se refirió a las desigualdades en distintos ámbitos y recordó que, según un reciente estudio del Instituto de Estadística de Andalucía (IEA), "las mujeres dedican una media de cinco horas al trabajo doméstico y los hombres dos, pero esos datos tienen trampa porque el 95% de las mujeres le dedican tiempo a la casa, mientras que solo el 60% de los varones reconocen hacerlo".

Por su parte, Rafaela Pastor, señaló que "tenemos que hacer un feminismo político, y mientras haya una sola mujer prostituida, explotada, debemos luchar desde la política". También destacó que "ya es hora de que exijamos el laicismo, porque todas las iglesias nos han esclavizado".