+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Arón Piper y Omar Ayuso: «‘Élite’ nos enseña que los hijos tienen que encontrar su camino»

Actores en 'Élite' (Nefflix)

 

Arón Piper y Omar Ayuso participan en ‘Élite’ (Netflix). - GERARD ESTADELLA

Marisa de Dios
31/03/2020

Si hay una pareja que ha roto moldes en la serie española en Netflix Élite es la de Ander (Arón Piper) y Omar (Omar Ayuso). Sobre todo, por mostrar a un joven gay que decidía vivir abiertamente su sexualidad enfrentándose a su familia musulmana. Temporada tras temporada, estos dos chicos han ido sorteando todos los escollos que les ponían en el camino. En la tercera entrega, ya disponible en Netflix, tampoco lo tienen fácil. Pero lejos de ofrecer más de lo mismo, los dos actores aseguran que los nuevos episodios aportarán frescura a los espectadores.

–En esta nueva temporada de la serie, su relación pasa por su prueba más dura: la enfermedad de Ander.

–Arón Piper (A.P.): La enfermedad es como la catarsis en nuestra relación. Ander intenta apartar todo lo bueno que tiene cerca, a toda la gente que le intenta ayudar, para no hacer daño a los de su alrededor.

–Sin embargo, Omar en ningún momento le deja de lado.

–Omar Ayuso (O.A.): Su reacción es: estoy contigo a por todas. Pero Ander se lo quiere echar todo a la mochila. Hay una lucha por sentir su decisión como muy egoísta al no entender que no es solo un problema suyo, sino también de los que le rodean, y a la vez comprender un poco su decisión. Todo eso le hace plantearse a Omar cuál es su futuro, porque no puede estar siempre dependiendo del futuro de los demás. Siempre hay alguna problemática alrededor del personaje, y necesita encontrar una emoción que le haga sentirse liberado. Y por ahí aparecerá un escape para Omar.

–Omar encontrará un escape, ¿lo hará también Ander? Porque es un sufridor nato: la primera temporada, sufrió por aceptar su homosexualidad, la segunda, por mantener un cruel secreto, y la tercera, por su enfermedad.

–A.P.: Está difícil... Pero sí que llega un punto en esta tercera temporada en el que vuelve a recuperar sus referentes, a sus básicos, que son Guzmán, Omar... Gracias a un hecho trágico como la enfermedad recupera ese círculo que tanto necesita.

–Sus personajes han ayudado a visibilizar cómo afronta un adolescente la homosexualidad. ¿Siguen recibiendo mucho ‘feed back’ del público joven agradeciéndoles haberles dado unos referentes?

–O.A.: Ya no es tanta novedad. Desde el principio, la recepción que tuvo esta pareja fue muy bonita. Si más allá del simple hecho de entretener, que ya de por sí es algo valioso, consigues una reacción positiva porque la gente se ve identificada en el personaje y ve en él un referente, la alegría es doble.

–El personaje que usted interpreta, Omar, rompía tabús porque es un adolescente que es musulmán y gay.

–O.A.: Sí, y fue la bomba. Yo construí el personaje desde el amor e intentando hacerlo lo más verosímil posible acercándolo a la realidad, aunque hay muchas realidades distintas.

–Dejando de lado los asesinatos de ‘Élite’... ¿Creen ustedes que las relaciones que muestra entre lo chicos son verosímiles? Porque es una serie sin tabús en materia sexual.

–A.P.: Cada vez vamos progresando más con la liberación sexual y teniendo menos tabús y prejuicios pero, obviamente, tampoco sé cómo son los colegios de la élite.

–O.A.: Cogiendo como ejemplo a mis hermanos, que son más pequeños, y viendo su círculo, sí que creo que las nuevas generaciones están más desprejuiciadas y más dispuestas a descubrir. No es que no juzguen, porque el juicio siempre está, sino que tienen una visión mucho más limpia sobre el mundo, las relaciones, la identificación personal, las múltiples y posibles orientaciones sexuales...

–A.P.: Por ejemplo, antes era más difícil que saliera una chica lesbiana y ahora se va normalizando. No sé si hay tríos amorosos o poliamor, pero sí que creo que vamos en el buen camino en ese sentido.

–¿Recomendarían ustedes la serie a los padres para que entendieran mejor a sus hijos tras su visionado?

–A.P.: Yo se la recomendaría porque les va a entretener.

–O.A.: Yo la recomendaría por un tema que está muy de actualidad, en lo que se refiere a entender al hijo como una propiedad privada del padre. Entender que tu hijo tiene que encontrar su camino y tomar sus propias decisiones para crecer, y darle alas en ese sentido. Aparte de entretener, los padres pueden ver algo de eso en Élite, sobre todo esta temporada, en la que hablamos del futuro de los chicos. Entender que los hijos son un ente propio y libre y no son una propiedad de los padres, como algunos intentan hacer ver en la actualidad.

–¿Cómo han vivido que tanta gente les conozca de un día para otro por la calle siendo unos veinteañeros?

–O.A.: Como todo cambio en la vida, tiene sus cosas buenas y malas, sus angustias, sus ansiedades, sus miedos, sus inseguridades... El hecho de la exposición pública lo multiplica todo por 200.000, al menos según la percepción de uno mismo. Así que voy gestionándolo como puedo...

–A.P.: Aprendiendo a gestionarlo.

–La serie ha sido un éxito internacional. ¿También les reconocen ahora fuera de España?

–O.A.: Yo estuve en Londres el pasado noviembre y, aunque no hay punto de comparación con España y pasas más desapercibido, me sorprendió que en Camden Town me parara un señor inglés de unos 50 años de un puesto de sudaderas. La serie ha pegado en Italia, en Portugal, en Francia, ¡pero me sorprendió que me reconocieran en Londres!

–Se dijo que la cuarta temporada de ‘Élite’ cambiará de actores. ¿Se gradúan sus personajes, y también ustedes, este año en la serie?

–A.P.: Hay un final de temporada bastante abierto, con varios personajes que no sabes qué les depara. Pero vendrá algo fresco.

–O.A.: Sobre todo, es un cierre de ciclo y del tema de estos homicidios. Y se acaba la etapa del instituto para muchos personajes. Lo demás, es jugar a ser Dios.

Temas relacionados