+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EPÍLOGO IMPREVISTO

Denuncia por plagio a Netflix

La editorial de 'Elige tu propia aventura' demanda a la plataforma por considerar que el telefilme interactivo Bandersnatch' es una copia

 

Una imagen del capítulo Bandersnatch, de la serie Black mirror. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
12/01/2019

La editorial de los libros 'Elige tu propia aventura' ha denunciado hoy a la plataforma de televisión digital Netflix por un presunto delito de infracción de una marca registrada con la película interactiva 'Bandersnatch', episodio independiente de la serie de corte fantástico 'Black Mirror'.

Según informa el medio especializado estadounidense 'Variety', la demanda, presentada el viernes, 11 de enero, en un juzgado de Vermont (EEUU), asegura que Netflix se ha aprovechado y se "ha beneficiado", pese a que no hay ningún acuerdo entre las compañías, al asociar esta película a los famosos libros infantiles en los que el lector puede escoger qué rumbo toma la historia.

"Está causando confusión y manchando, denigrando y debilitando la distintiva calidad de la marca 'Elige tu propia aventura'", señaló la editorial Chooseco, responsable de esa colección de libros.

'Bandersnatch', que se estrenó el pasado 28 de diciembre en Netflix con bastante repercusión, es la última entrega de 'Black Mirror', una exitosa serie televisiva sobre los peligros del futuro y la tecnología. Como novedad, 'Bandersnatch' permite a los telespectadores decidir en algunos puntos de su narración audiovisual cómo quieren que continúe la historia.

La demanda sostiene que uno de los protagonistas de la cinta se refiere explícitamente a una novela que está leyendo como un libro de 'Elige tu propia aventura'.

La editorial también argumenta que los "temas oscuros y violentos" de 'Bandersnatch' no tienen nada que ver con los de sus libros, por lo que esta asociación les perjudica.

Asimismo, Chooseco asegura que en el 2016 Netflix comenzó a negociar con ellos la posibilidad de obtener una licencia para poder usar los libros en contenidos interactivos como películas y dibujos animados. Sin embargo, y siempre según Chooseco, las negociaciones no llegaron a buen puerto.