+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DESESCALADA EN LA PISTA

Vía libre para la apertura de discotecas a un tercio del aforo máximo

El BOE publica este sábado el decreto del estado de alarma, que también contempla la reapertura de plazas de toros con un máximo de 800 personas

 

Interior de una discoteca. -

En el retorno a los pubs, discotecas y bares de copas será necesario ir pertrechado con grandes dosis de paciencia, a tenor de las recomendaciones difundidas por el Instituto de Calidad Turística Española para la reapertura de los locales de ocio nocturno. Se vigilará escrupulosamente el aforo, con controladores fuera y dentro del local, y además se establecerán marcas en el suelo para acceder a la barra respetando las distancias de seguridad. Los amantes de la copa balón o el vaso de cristal pueden irse despidiendo: el protocolo recomienda los vasos de plástico desechables en caso de que no se pueda garantizar la desinfección a más de 80 ºC.

De hecho, según informa el Boletín Oficial del Estado (BOE) este sábado, "se permite en la fase 3 la apertura de discotecas y bares de ocio nocturno siempre que no se supere un tercio de su aforo" y se cumplan las condiciones previstas. Eso sí, no se podrá bailar. Las pistas de baile no tendrán su uso habitual. Los propietarios podrán disponer en ese espacio mesas o conjuntos de mesas para los clientes.

El sector del ocio nocturno exigió esta misma semana un plan de reapartura, afirmando que tiene mucha más capacidad para proporcionar fiesta con prevención sanitaria anticovid-19 que la que se pueda dar en los botellones, raves y saraos domésticos que proliferan en ausencia de discotecas y bares musicales abiertos. Con ese enfoque y un elaborado protocolo de medidas de seguridad, los negocios del ocio reivindicaron con urgencia un calendario de aperturas escalonado que permita su supervivencia y planificación de cara a salvar parte del verano.

El BOE -que no dedica ni medio artículo a los parques infantiles (que continúan cerrados)- explica la apertura de las discotecas y bares de ocio para la fase 3, en la que el lunes ya estará media España (52% de la población, entre otras provincias Córdoba). También menciona los casinos y locales de juegos y apuestas, así como las plazas de toros.

Respecto a los primeros, dictamina que podrá procederse a la reapertura al público los casinos, establecimientos de juegos colectivos de dinero y de azar, salones de juego, salones recreativos, rifas y tómbolas, locales específicos de apuestas y otros similares de actividad recreativa. Esta reapertura queda condicionada a que no se supere el 50% del aforo autorizado.

Las plazas de toros también volverán a abrir sus puertas en la fase 3. Siempre que cuenten con butacas asignadas de antemano y no se supere un tercio del aforo autorizado, y en todo caso, un máximo de 400 personas (800 en el caso de que la plaza esté al aire libre).

[Sigue aquí en directo las últimas noticias sobre el coronavirus en Córdoba]

La prioridad en todos esos espacios será mantener la distancia de seguridad interpersonal en cualquier actividad, especialmente en los considerados 'puntos calientes' de contagio, como las zonas de acceso y admisión, los aseos, el área de espectáculos y animación y las instalaciones fijas o eventuales. Por este motivo, los establecimientos deberán determinar su capacidad de forma que se respete esa condición. Asimismo, las posiciones para marcar las distancias interpersonales deberán indicarse en el suelo o con catenarias, sobre todo en los puntos de acceso, aseos, barra o zona de descanso. En el caso de que no se pueda garantizar el espacio mínimo de separación, se deberán disponer los equipos de protección necesarios y utilizar las mascarillas.

Control estricto de aforo

Sanidad aconseja la implantación de métodos de control para asegurar que estos aforos de seguridad fijados no se superen. Y se recomienda a los establecimientos de ocio nocturno fomentar actividades que eviten aglomeraciones, como el uso de reservados o fiestas de acceso restringido, siempre que se mantengan dentro de los límites establecidos para los eventos grupales fijados en cada momento.

Sanidad sugiere además la figura del "controlador de ambiente interno", un vigilante responsable de que el público siga las medidas preventivas en el local, y de que no se exceda la capacidad de en ninguna de las zonas dispuestas en el interior, como los aseos. También podrá impedir el acceso a las personas que no cumplan con las condiciones de admisión o de aforo.

Barras con mampara y dispensadores de desinfectante

Los locales podrán poner mamparas u otras barreras físicas para preservar la distancia de seguridad entre clientes y el personal de barra. Las posiciones a ocupar por los clientes, o grupos de clientes, en la barra estarán marcadas a fin de evitar aglomeraciones y garantizar la distancia de seguridad. La recomendación de Sanidad apunta también al reparto de dispensadores de geles desinfectantes por la barra y al uso de vasos desechables de plástico si no es posible asegurar una desinfección a altas temperaturas. Todos aquellos elementos situados en la barra, como botellas o vasos, deberán quedar protegidos tanto de camareros como de público.

Guardarropa y aparcacoches

Las prendas de los clientes se protegerán con fundas desechables, a fin de evitar el contacto directo entre las mismas y asegurar su higiene. El protocolo señala además que se entregará una bolsa al cliente para que sea éste quien introduzca sus prendas en la misma y la devuelva al personal, que permanecerá detrás de una mampara.

Respecto al servicio de valet-parking, se aconseja evitar la manipulación de vehículos de clientes por parte del personal si no puede prestarse el servicio en condiciones de seguridad.

Adiós al autoservicio en las mesas

A la espera de la ansiada reapertura total, la recomendación de Sanidad pasa por disponer de terrazas. Aquí también cambiarán los hábitos: será el personal del local el que acomode a los clientes, evitando que se haga un uso arbitrario de mesas y sillas para garantizar su desinfección entre un cliente y otro. Y nada de acudir a recoger o pedir las bebidas, será el personal del local el que se encargue a fin de evitar los viajes de los clientes al interior del local.

Espectáculos y conciertos, mejor al aire libre

El protocolo sanitario recomienda que las actividades de espectáculo y animación se realicen al aire libre siempre que sea posible, evitando además el intercambio de objetos. Tanto en gradas como en bancos corridos, por ejemplo, se marcará la distancia de seguridad interpersonal a guardar por los clientes, y se desinfectarán los elementos que se hayan utilizado al finalizar la actividad.

El número de artistas sobre el escenario dependerá del tamaño del mismo, a fin de que se mantenga esa distancia de seguridad. Si se trata de un DJ, solo habrá una persona en la cabina. En cualquier caso, los equipos de sonido y micros se desinfectarán después de cada actuación si son propiedad del local. También los enseres de maquillaje, peluquería y vestuario serán uso individual, a menos que se pueda garantizar su limpieza y desinfección tras su uso.

Temas relacionados