+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FEMINISMO DIGITAL

'¿Te crees que estás buena?' La ilustración que parodia la reacción de algunos hombres ante el rechazo

La ilustradora Anabel narra situaciones de la vida cotidiana con los hombres

 

'¿Te crees que estás buena?' La ilustración que parodia la reacción de algunos hombres ante el rechazo - ANABEL

María Aragón
11/09/2018

Comienza con un interés claro en la mujer, con halagos, verbalizando que después de la fiesta quiere que se vaya con él a casa. Pero ante el rechazo, la mujer pasa a tener demasiado vello. "Qué pensabas que iba a suceder? Voy a tirarle la caña a una tía y si me dice que no, voy a ver si la hundo".

Se trata de una ilustración compartida en Twitter por la usuaria Anabel y que ha despertado la conciencia respecto a la actitud de algunos hombres cuando se sienten rechazados, pasando directamente al ataque sobre el físico de una mujer con la que hasta hace unos segundos quería tener una relación.

"True Story", dice en el inicio, dejando ver que esto realmente le ha pasado. En el vídeo, su amigo quiere tener una relación con ella, a lo que se niega. Acto seguido él ataca a su físico, diciéndole que a ver si se depila, con términos tan despectivos como "pava".

Ella, por un momento, duda y siente que realmente tenía que haber sido así, pero finalmente se empodera y responde con contundencia en un final inesperado.

Pero no es la única protesta de Anabel. En anteriores ocasiones ha manifestado con ironía y humor situaciones de la vida cotidiana de las mujeres.

En uno de sus trabajos, detalla cuando fue al médico para ver a qué se debían las infecciones recurrentes, un "tema de defensas bajas", y el médico tenía claro que eso se debía al tipo de vida. "Las chicas delgaditas así como tú, que queréis estar todas delgadas y te saltas alguna comida. No te alimentas bien, sales de fiesta..."

También le sucedió cuando se sintió constantemente juzgada por detalles de su físico, como las cejas, al querer ser modelo. Ningún cambio era suficiente.