+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

una mujer de 46 años falleció el pasado 17 de febrero

Las setas del Riff procedían de China y llegaron a más negocios

En Valencia se han denunciado una treintena de casos por intoxicación. Ya se ha activado el protocolo de alerta para retirarlas de los establecimientos

 

Entrada del restaurante Riff de Valencia en el que comió la mujer fallecida. - MIGUEL LORENZO

Agencias
27/02/2019

Las setas que sirvió el restaurante valenciano Riff y que se investiga si fueron el origen de una intoxicación a varios comensales, entre ellos a una mujer que falleció, procedían de China y se repartieron desde una empresa ubicada en la provincia de León, que las distribuyó a varios establecimientos. Esta partida de setas (hongo colmenilla) se envió a establecimientos de restauración de varias comunidades, por lo que se ha activado un protocolo de alerta para retirarlas, según ha informado la Delegación de la Junta de Castilla y León, informa Efe.

La Policía mantiene abierta la investigación tras el fallecimiento de una mujer de 46 años, natural de Benavides de Órbigo (León), el pasado día 17 después de comer con su familia un menú degustación en el restaurante Riff de Valencia, donde se han denunciado una treintena de casos de intoxicación alimentaria.

Los investigadores manejan como hipótesis más probable la ingestión de un arroz con setas, aunque la Consejería de Sanidad está a la espera de recibir los resultados definitivos sobre las muestras recogidas en este restaurante, que tiene una estrella Michelín y que permanece cerrado al público.

Según han confirmado fuentes de la Delegación de la Junta de Castilla y León, al tener conocimiento de que las setas se habían distribuido desde León, la Conselleria de Sanidad de Valencia se puso en contacto con la administración castellanoleonesa, que procedió a realizar una inspección el pasado viernes en la citada empresa, cuyo propietario ya había decidido paralizar todos los pedidos hasta que se aclare la causa de la intoxicación. Además, él mismo solicitó una analítica para comprobar si el producto era apto para el consumo.

El Servicio Territorial de Sanidad de León ha trasladado toda la documentación derivada de la inspección a la Consellería Valenciana, donde el Juzgado de Instrucción número 1 está instruyendo la causa abierta por este caso.

Hasta el momento, se han detectado 30 casos de intoxicación cuya clínica en todos los casos, excepto la persona fallecida, ha sido de sintomatología muy leve, principalmente vómitos y con buena evolución. Los inspectores de seguridad alimentaria realizaron el pasado día 18 una visita de inspección al restaurante, que se encontraba sin actividad en ese momento, y no se detectaron deficiencias relacionadas con factores que hubiesen podido contribuir a la toxiinfección alimentaria.