+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ceremonia íntima

Los padres del pequeño Gabriel esparcen sus cenizas en el mar

En una carta se despiden del niño asesinado el pasado febrero en Níjar. «Era su lugar mágico y es allí donde descansará», ha señalado la familia

 

Patricia Ramírez y Ángel Cruz, padres de Gabriel. - EUROPA PRESS

Agencias
18/08/2018

La familia del niño Gabriel Cruz, asesinado en Níjar (Almería) por Ana Julia Quezada, expareja del padre del menor y que confesó el crimen, esparció ayer las cenizas de su pescaíto en el mar.

«Hoy, viernes 17 de agosto, a las 8 y cuarenta y cinco, Gabriel ha vuelto al mar. Era su lugar mágico y allí es donde descansará, entre sus amados pescaítos que cuidarán de él», dice un comunicado remitido a los medios por los portavoces de la familia.

También han facilitado una copia de la carta que Patricia Ramírez y Ángel Cruz, progenitores del niño, han leído durante la despedida del pequeño, en la que se dirigen a Gabriel para manifestarle que este viernes es el día en el que saldrá «de la oscuridad para surcar los mares y sus profundidades».

«Sí, Gabriel, una vez más a lo largo de nuestra corta pero intensa y maravillosa vida, volveremos a despertarnos temprano y tal como fuimos por primera vez, cogidos de la mano, remaremos juntos cantando nuestras canciones de piratas hasta llegar a una guardería marina donde los peces, las medusas y seres pequeñitos como tú nadan libres sin nada que temer», relata la misiva.

Los padres advierten al niño que será «algo diferente» pero que no debe preocuparse en éste, el baño «más importante de sus vidas” en el que «el amor brotará en cada segundo» de su despedida, tras lo que las cenizas del niño «se diluirán en la mar y se empaparán tanto» de él.

Aseguran que a Gabriel lo esperará un «banco de pececitos» para guiarlo y mostrarle un «mar lleno de tesoros marinos» que le permitirá convertirse «en el mejor biólogo marino que jamás hayan conocido».

Asimismo, defienden que a Gabriel lo acompañarán también «miles de pececitos terrestres. Pescaditos que decidieron brillar mostrando sus aletas, luciendo sus colas y erizando sus escamas cuando les inundó el amor que desprendiste al abandonar la tierra».

Los progenitores piden a su vez a estos pescaditos que lo ayuden a «quitar algunas bolsas y botellas que puedan tragarse sus amiguitos, las dichosas colillas indestructibles, los cristales y latas que cortan y hacen daño».

De esta forma, dicen esperar ver «miles de fotografías con gestos que ayuden a proteger tu nueva casa y la de todos los seres del mundo». «Nosotros, cada día que bajemos al mar, ayudaremos a quitar peligros y les haremos una foto, luego se las enseñamos al mundo con la esperanza de que cada vez más pescaditos se unan a la marea de buena gente y el mar esté más limpito y protegido», añaden.

«BIEN Y ENAMORADOS» / Le dicen que estarán «bien y enamorados» de él hasta el «resto de sus días» y que bajarán a su «casa» y se zambullirán en el agua.

«Así que pequeño, vas a un lugar seguro y cargadito de amor y buena gente», por lo que no habrás de llorar porque hoy 17 de agosto ha nacido el «Angelito de los Mares, Gabriel», concluyen.

Gabriel Cruz, que tenía ocho años, desapareció el pasado 27 de febrero, y días después su cadáver fue encontrado cuando Ana Julia Quezada, que se confesó autora del crimen, los trasladaba en su coche.

Temas relacionados