+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

técnica Vilkki en el hospital HM NENS DE BARCELONA

Operado con éxito a un niño con mano zamba mediante un trasplante de hueso del pie

Iago, un coruñés de 4 años, nació sin el hueso radio de la mano, una malformación congénita muy poco habitual

 

Un gotero en un quirófano. - JORDI COTRINA

Agencias
05/06/2020

Un niño gallego de 4 años que nació con una mano zamba ha sido operado con éxito en el Hospital HM Nens de Barcelona mediante una técnica denominada Vilkki, que incluye un trasplante vascularizado (venas y arterias) de una articulación del pie y que es la primera vez que se hace en España.

La operación la ha llevado a cabo el doctor Francesc Soldado, jefe del Servicio de Cirugía en Traumatología y Ortopedia Pediátrica de HM Nens, y que también trabaja en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, que ha utilizado la técnica Vilkki, llamado así por su creador, el cirujano finlandés Simmo Vilkki, informa Efe.

Iago nació sin radio

El pequeño paciente, Iago, de A Coruña, nació sin el hueso radio de la mano, una malformación congénita muy poco habitual que, en este caso, es consecuencia del Síndrome de Vacterl que padece.

Este problema hace que al faltar uno de los huesos que soportan la muñeca de la mano, esta se desvíe marcadamente hacia el interior del brazo, el lado donde debería encontrarse el radio.

El trasplante vascularizado se ha hecho con una articulación del pie con dos cartílagos que han permitido dar apoyo a la mano, movilidad y el crecimiento equilibrado de la muñeca, ha descrito hoy viernes el doctor Soldado en rueda de prensa telemática.

Aprendizaje finlandés

Soldado aprendió esta técnica de microcirugía con el doctor Vilkki en Finlandia y solo la Clínica Mayo de Estados Unidos, el Hospital Universitario de Tempere (Filandia) y ahora el Hospital HM Nens aplican este procedimiento en el mundo. Hasta ahora, se usaba una técnica denominada Centralización, en la que se enderezaba la muñeca de los afectados llevando la mano sobre el hueso cúbito y se estabilizaba con una larga aguja interna, pero el crecimiento se veía alterado, se reducía la movilidad y provocaba la desviación de la muñeca.

Soldado ha precisado que este trasplante es recomendable hacerlo entre los 3 y los 6 años del paciente y consta de dos operaciones, en la primera de las cuales los huesos del carpo (de la muñeca) se trasladan progresivamente sobre el cúbito mediante un fijador exterior que alarga las partes blandas, como tendones y piel, entre otras, un milímetro diariamente.

La displasia radial o mano zamba es un problema muy poco común que se origina en el embrión durante el embarazo y afecta a uno de entre 30.000 y 100.000 niños, y se asocia a algún síndrome de origen genético en el 30 % de los casos.