+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

UN PASO MAS CONTRA LA DISCRIMINACION.

Las mujeres serán nazarenas en todas las cofradías de Sevilla

El arzobispo ordena por decreto "la plena igualdad de derechos".

 

Una nazarena en la procesión de La Paz de Sevilla. - Foto:ARCHIVO / AFP

JULIA CAMACHOJULIA CAMACHO 03/02/2011

El arzobispado de Sevilla ha recurrido a un decreto para vencer la resistencia de las tres hermandades que aún no admitían mujeres en sus cortejos procesionales. La decisión entrará en vigor el próximo mes, justo a tiempo para que esta Semana Santa las mujeres puedan participar en las estaciones de penitencia de cualquier hermandad.

Aunque tarde, la igualdad ha terminado incorporándose a una de las fiestas más tradicionales de la capital hispalense. El decreto del arzobispo Juan José Asenjo es tajante y establece la "plena igualdad de derechos" entre los miembros de las hermandades "sin que sea posible discriminación alguna en razón del sexo, incluida la participación en la estación de penitencia", por lo que se da también por.incluida la labor de costalero que porta los pasos procesionales.

Asenjo argumenta motivos pastorales para atender "la petición de cuantas hermanas, ante las dificultades encontradas en el seno de sus hermandades, expresan su vivo deseo de participar, en igualdad de condiciones" en la procesión. Y aunque era posible encontrar representación femenina residual entre los cargos directivos de algunas hermandades, otras votaron expresamente su exclusión de la Semana Santa.

Desde que en 1985 se incorporaron las primeras mujeres, las cofradías sevillanas habían aceptado nazarenas a cuentagotas. La única normativa era de 1997, cuando las Normas Diocesanas establecieron la igualdad de voz y voto. Pero una veintena de hermandades todavía seguían oponiéndose, aferrándose a la libre interpretación del texto que dejaba la decisión última en sus órganos directivos.

La negativa se resquebrajó en 2001, cuando el anterior arzobispo, Carlos Amigo Vallejo, exhortó explícitamente a reconocer la igualdad y eliminar cualquier atisbo de discriminación en sus textos normativos.

El decreto, que ayer era criticado por numerosos cofrades en internet, afectará a las tres cofradías que aún se resisten en la capital hispalense y cuyas reglas se remontan en algunos casos al siglo XVII. Son El Silencio, la Quinta Angustia y el Santo Entierro. Los responsables de las cofradías ya han anunciado que acatarán la orden.