+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TEMPORAL DE NIEVE

Miles de personas quedan atrapadas toda la noche en grandes autovías

La DGT afirma que avisó suficientemente aunque «ha habido conductores que no se han enterado». 250 efectivos de la UME paliaron el caos liberando vehículos, algunos parados más de 16 horas

 

EFE / MADRID
08/01/2018

Más fotos

Coches bajo la nieve en Ávila, en la mañana de ayer. - SERGIO MARCOS / RAÚL SANCHIDRIÁN / PABLO MARTÍN (EFE)

Las principales carreteras y autopistas que se vieron colapsadas por la nieve desde la anoche del sábado, en especial la AP-6, en Segovia y Ávila, quedaron ayer reabiertas después de que miles de personas se vieran atrapadas durante horas (algunas hasta 16 horas) y tuvieran que pasar la noche en sus vehículos o en gasolineras y áreas de servicio como consecuencia del temporal de nieve.

A última hora de la tarde permanecían abiertas tanto la AP-6, como la AP-51 y la AP-61, en Castilla y León, todas con peaje gratuito, aunque no pueden circular camiones, mientras continuaban los problemas en la A-1, entre los kilómetros 40 y 60, en Madrid.

Los accesos al puerto de Navacerrada, entre Madrid y Segovia, se encontraban cerrados, así como distintos puntos de la red secundaria, entre ellos cinco puertos de La Rioja.

CIERRE TAMBIÉN ANOCHE

Incluso, durante un par de horas, al volver a nevar con fuerza, la AP-6, AP-51 y AP-61 volvieron a cerrarse, aunque se reabrieron en torno a las 22 horas.

Por otro lado, el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, aseguró ayer que la DGT llevaba avisando desde el viernes por la mañana, a través de paneles y en redes sociales, de los riesgos de circular con la nevada, pero «ha habido conductores que no se han enterado o han tomado decisiones inapropiadas».

En una rueda de prensa en la sede central de la DGT, Serrano señaló que «no es cuestión de buscar culpables» y ha apuntó a que ha sido una nevada «excepcional», con un espesor de 40 centímetros que afectó a 20 kilómetros de autopista.

De hecho, para restablecer el tráfico en la AP-6 ha sido fundamental la labor del Ejército, con más de 250 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que han trabajado entre los kilómetros 42 y 100 de esta autovía, después de que la Delegación del Gobierno de Castilla y León solicitara su participación para «el auxilio a personas en vehículos parados e inmovilizados», así como «en apoyo a la concesionaria Iberpistas en las labores de despejado de la vía».

En su cuenta de Twitter la UME explicó por la mañana: «son muchos los vehículos atrapados en #AP6 pero trabajamos a destajo para avanzar km a km y llegar a todos cuanto antes, estamos en ello!».

La red social también fue utilizada por numerosos afectados que han criticado la situación vivida desde la tarde de ayer, que han calificado de «desastre», al asegurar que una nevada enorme sin quitanieves conlleva un «caos absoluto».

Así, María, atrapada con su pareja y dos niños en el kilómetro 78 de esta autopista, criticaba la falta de información de los responsables de la autopista de peaje. Mientras, la solidaridad ciudadana afloraba una vez más y los trabajadores del bar Las Chimeneas, en el área de servicio de Villacastín, se «han volcado» con los centenares de personas que se han cobijado en su interior durante la madrugada, según responsables del negocio.

El establecimiento tuvo problemas de electricidad y no logró restablecer la calefacción hasta las 3 de la madrugada, según comentó Mercedes Álvarez, que regresaba en la tarde del sábado a Madrid desde Galicia y que agradecía la ayuda que han prestado a decenas de familias con niños los empleados de este local «estando fuera de servicio». También los ayuntamientos de Ávila y San Rafael (Segovia) habilitaron polideportivos municipales para acoger a las personas atrapadas en las carreteras.

Temas relacionados