+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TIROTEO EN PENSILVANIA

Un mensaje en Facebook desencadena un asesinato cuádruple en EEUU

Un joven de 28 años disparó a su expareja, al amante de ella y a dos personas más en un túnel de lavado

 

Policías en la escena del crimen en Saltlick, el pasado domingo. - / AP / STEPHANIE STRASBURG

EL PERIÓDICO
31/01/2018

Un mensaje de Facebook se halla en el origen de un cuádruple asesinato en Estados Unidos. Timothy Smith, de 28 años, está acusado de haber tiroteado hasta la muerte a su expareja Chelsie Cline, de 25 años, al acompañante de esta y presunto amante William Porterfield (de 27) y al hermanastro de Chelsie Seth Cline (21) y su acompañante Cortney Snyder (23), este domingo, en un túnel de lavado de coches en la localidad de Saltlick (Pensilvania), según publica, entre otros, el Daily Mail.

Según la policía, el hombre, celoso de la relación entre Chelsie Cline y William Porterfield, que estaba casado y cuya relación ha confirmado su ahora viuda, y tras leer un mensaje colgado en Facebook por la primera, fue al lavadero de coches y tiroteó a la pareja en su propio vehículo. Acto seguido, llegó el coche con Cortney Snyder y Seth Cline, a los que también disparó hasta la muerte.

Imagen compartida en Facebook
La semana pasada, Chelsie había compartido una imagen en su Facebook con el siguiente texto: "Después de esta semana, realmente necesito salir con alguien… con una cita o con un francotirador. A estas alturas, cualquiera de las dos cosas estaría bien". Timothy Smith contestó a la solicitud con un enigmático "yo podría ser las dos cosas". Horas después, tiroteaba hasta la muerte al cuarteto.

Según testigos próximos a la expareja de Smith, este estaba obsesionado con ella. 

El domingo, tras el intercambio de mensajes en Facebook, Smith fue hasta el túnel de lavado de coches de Saltlick y se quedó esperando hasta que llegaron Porterfield y Cline, según ha indicado la policía. Cuando bajaron del vehículo, Smith les disparó a ambos con un fusil semiautomático. El homicida tenía también una pistola y llevaba puesto un chaleco antibalas.

Seth Cline y su acompañante llegaron en ese mismo momento al lugar del crimen, por lo que Smith también les tiroteó. Además, una mujer que se encontraba en la parte posterior de este segundo vehículo sufrió lesiones por cristales rotos.