+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ASESINATO EN UN MUNICIPIO DE PONTEVEDRA

Mata a su esposa con una escopeta y luego se suicida

  •  La mujer, de 39 años, fue tiroteada al llegar de su trabajo en una empresa de congelados


  •  

    Momento en el que retiran los restos de uno de los fallecidos, ayer en Moaña. EFE -

    EFE PONTEVEDRAEFE PONTEVEDRA 30/05/2003

    José P., de 44 años, vecino del municipio pontevedrés de Moaña mató ayer presuntamente a su mujer con una escopeta de caza en el domicilio familiar, situado en el barrio de A Xunqueira, y posteriormente se suicidó con el misma arma, según informaron fuentes de policiales de Moaña.

    Los hechos ocurrieron alrededor de las 15.30 horas cuando la mujer, Cándida F.D.C. de 39 años, que trabajaba en una empresa de congelados, llegó al domicilio familiar y allí su marido presuntamente le disparó con la escopeta, según las fuentes.

    El marido y presunto autor de los hechos no había acudido a trabajar esta mañana a un astillero de Vigo, y esperó a su mujer en el domicilio familiar para matarla.

    Según indicaron las fuentes policiales citadas, los padres del presunto autor, que vivían en planta baja de la casa donde ocurrieron los hechos, no escucharon ninguna discusión y sólo oyeron los disparos de la escopeta.

    Los cadáveres fueron trasladados en la tarde de ayer al Instituto Anatómico Forense de Pontevedra, donde les será practicada la autopsia que determinará la causa concreta de su muerte, al parecer producida por los disparos de la escopeta de caza del hombre.

    Según la Policía Local, los hechos tuvieron lugar en torno a las 15.30 horas en el domicilio familiar, en A Xunqueira (Moaña), cuando los vecinos oyeron disparos procedentes del inmueble. Los cadáveres fueron hallados en el comedor de la vivienda que ocupaban en el piso superior de una casa en cuya planta baja vivían los padres de José, que se encontraban allí y no oyeron los disparos.

    La hipótesis que barajan los investigadores asignados al caso es que José P. disparó a su mujer con la escopeta y después se suicidó con la misma arma. En el momento del suceso, la hija mayor de la pareja fallecida, de 20 años, estaba en otra habitación, y su hermana, de 10 años, jugaba en la calle.

    Ambas jóvenes fueron trasladadas por una ambulancia del servicio de emergencias médicas del 061 al hospital de Povisa, donde fueron atendidas de una fuerte crisis de ansiedad, según indicaron fuentes de este servicio.