+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONSECUENCIAS DEL TEMBLOR DE TIERRA EN LOS APENINOS

Italia investiga por conexiones con la mafia a empresas que reforzaron las viviendas en la zona del seísmo

Las casas construidas durante el medievo siguen en pie, mientras que las reformadas se convirtieron en un ataúd para sus moradores

 

Una escuela senmiderruída en Amatrice tras el terremoto de Italia. - ROBERTO SALOMONE / EFE

ROSSEND DOMÈNECH / ROMA
28/08/2016

A cinco días de terremoto en los Apeninos centrales, ya se han abierto dos sumarios judiciales por “hundimientos anómalos”. El primero que ya conocía, por parte de la fiscalía de Rieti, una de las capitales de provincia interesadas, y ahora el de los fiscales de Ascoli Piceno, otra capital afectada.

En ambos casos, según publica la prensa italiana, las empresas de construcción que se adjudicaron en la zona de los Apeninos las obras y fondos antisísmicos proyectadas después del terremoto de L’Aquila (2009) presuntamente no se corresponderían a cuanto debía hacerse. Se trata de empresas ya investigadas en el pasado por haber vencido en subastas públicas con una puja sospechosa a la baja, el pago de comisiones ilegales, la alteración de firmasy, en algún caso, por relaciones transversales con personajes mafiosos. 

Ingenieros, arquitectos y especialistas en terremotos han constatado que las casas de los burgos medievales que en las restauraciones y puestas al día habían mantenido los techos y entablados en vigas de madera –como se construía antiguamente- siguen en pie, mientras que se han hundido las que adoptaron techos de cemento armado. “Entramados de cemento, de escudo a ataúd”, ha titulado el diario económico 'Il Sole 24 Ore'. Un caso aparte lo constituyen las escuelas, hospitales y edificios públicos, considerados como refugios estratégicos en los casos de emergencia, sobre los que debía haber vigilado el Estado. 

CRIBA GUBERNAMENTAL


Para impedir que se repitan situaciones semejantes, todas las contratas públicas para la reconstrucción en los Apeninos, pasarán por la criba de la Autoridad Nacional Anticorrupción (ANAC), constituía por el Gobierno de Matteo Renzi en vistas a la Expo de 2105 en Milán. 

“Confío poder venir pronto, para daros el consuelo de un padre y hermano”, ha dicho el Papa Francisco después del tradicional Angelus de los domingos. 

Por decisión del Gobierno, los alcaldes decidirán qué hacer y cómo en cada uno de los municipios, después de que el Ejecutivo se haya reunido con los colegios profesionales, sindicatos, alcaldes,presidentes autonómicos y “los jóvenes de la región” que deberán recibir la herencia de cuanto se haga, según ha dicho Renzi. “Los beneficios de los clanes (mafiosos) empiezan precisamente con el hormigón de calidad inferior”, ha explicado Franco Roberti, fiscal nacional antimafia, que también tendrá un papel en lacriba de las contratas. ¡”Ánimo Renzi, puedes ser el primer jefe del Gobierno que pase a la historia por una reconstrucción transparente!”, le gritó un joven de Amatrice al jefe del gobierno. 

Cinco días después del seísmo, los muertos ascienden a 291, aunque ya se han ubicado otros cadáveres aún por extraer. Los heridos son 388 y 2.500 los evacuados, alojados provisionalmente en 49 campos de tiendas, que en vistas del invierno con temperaturas bajo cero serán trasladados a casas prefabricadas de madera, situadas en las inmediaciones de los pueblos y pedanías afectadas. Sin contar un sin número de vacas, caballos, cabras y ovejas que en aquella zona rural necesitan comer o ser ordeñados cada día. 

Además de haber congelado los impuestos estatales de las regiones interesadas, el Gobierno entregará para las necesidades diarias un promedio de 200 euros al mes a cada residente, que según el tipo de situación familiar (minusválidos, ancianos, tc.) podrá alcanzar los 600 euros mensuales. De acuerdo con las leyes europeas, Italia podrá acceder a los fondos de emergencia, como hizo en los pasados terremotos. Se estima que, una vez calculados del daños, podría tratarse de unos 500 millones de euros. 

El Estado italiano invierte unos 3.000 millones de euros anuales para los daños causados por los distintos terremotos -aún está pagando por el de Irpinia, en el sur, de 1980-, por lo que Renzi ha anunciado un proyecto llamado 'Casa Italia'. Tiene la ambición de presupuestar  entre 1.500 millones y 2.000 anuales durante al menos 10 años, para asegurar el 86% de las viviendas nacionales contra los terremotos, construídas antes de las leyes antisísmicas. “Que tiemblen, pero no se hundan”, han comentado la mayoría de expertos frente a las imágenes de zonas sísmicas mucho más acentuadas, como Japón y California. 

Temas relacionados