+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

arrestado CUANDO IBA A CRUZAR EL ESTRECHO

Ingresa en prisión el camionero cordobés detenido en Ceuta con 493 kilos de hachís

El conductor ha declarado que desconoce el origen de la droga

 

Agencias
03/08/2019

Un juez de Ceuta ha ordenado el ingreso en prisión de un camionero, natural de Córdoba, que fue detenido por llevar 493 kilos de resina de hachís ocultos en el interior de un camión que se disponía a cruzar el Estrecho.

Según han informado fuentes judiciales, el camionero ha prestado declaración ante el juez y ha dicho desconocer el origen de la sustancia estupefaciente, a pesar de lo cual se ha decretado su ingreso en prisión como presunto autor de un delito contra la salud pública.

Los hechos se produjeron a las 20.00 horas del pasado miércoles cuando los agentes que prestaban servicio en el puerto ceutí procedieron al reconocimiento de un camión con matrícula española que iba a viajar hasta Algeciras (Cádiz).

El perro adiestrado en localización de sustancias estupefacientes detectó la posibilidad de la existencia de droga en el interior, por lo que se procedió a efectuar un exhaustivo reconocimiento, hallando la droga oculta en el interior del hueco realizado en las plataformas de 14 andamios de obra que transportaba como carga.

Una vez efectuado el desmantelamiento se intervinieron un total de 493.000 gramos de resina de hachís, con un valor aproximado de 800.000 euros. Seguidamente, se procedió a la detención de su conductor y único ocupante, resultando ser R.C.F.R., de 46 años y nacido en Córdoba.

ARRESTADO EN TRIGUEROS / Por otra parte, la Guardia Civil de Huelva ha detenido en Trigueros a un varón como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas, por transportar en un coche supuestamente diez bolsas que contenían en su interior un total de 250 kilogramos de hachís. Según ha informado el Instituto Armado, los hechos se produjeron el 28 de julio, cuando una patrulla de la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana observó un vehículo en una estación de servicio de la localidad de Trigueros, que transportaba una carga excesiva.