+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ACTIVISTA LGTBI

Marsha P. Johnson, la Rosa Parks de los derechos homosexuales

Google reivindica el Orgullo con un 'doodle' dedicado a la activista transgénero negra

 

El ’doodle’ a Marsha P. Johnson. -

Carmen Jané
30/06/2020

Marsha P. Johnson lo tenía todo para encarnar este año la reivindicación del Orgullo Gay y Google ha estado atento a ello, al dedicarle este martes un 'doodle' a su figura. La activista, una de las promotoras de las protestas de Stonewall, que dieron lugar al día de la reivindicación homosexual, era además transexual y negra, en un momento en el que Estados Unidos sigue bullendo por las protestas por los abusos policiales, ahora tras la muerte del afroamericano George Floyd, y las redes sociales han clamado contra la escritora J. K. Rowling por supuestamente negar la condición de mujer a las transgénero.

A Marsha P. Johnson se la ha llamado, además, la Rosa Parks de los derechos homosexuales, como recuerda un documental estrenado en Netflix el año pasado. Si la trabajadora de Montgomery se negó a ceder el asiento en un autobús segregado a un hombre blanco para pedir respecto, Johnson se convirtió en icono cuando sensibilizó a sus compañeras 'drag-queens' en activistas dispuestas a reivindicar sus derechos.

Y si Martin Luther King y otros pastores del sur de EEUU organizaron la mayor protesta masiva contra la segregación racial simplemente boicoteando el transporte público, Johnson logró que los homosexuales pudieran exigir respeto para vivir no solo sus fiestas en paz -por las redadas que se organizaban periódicamente en los bares de ambiente- sino tener los derechos que la sociedad les negaba.

Nacida como Malcolm Michaels J. en New Jersey en 1945, cambió su nombre a Marsha P. Johnson ya en Nueva York, entonces meca cultural para los LGTBI. El propio nombre ya era una broma, recuerda Google en su blog, porque P. hace referencia a la frase inglesa "Pay attention" (prestar atención") y remitía, según ella, a "qué te importa", para no tener que definir su género. Con su compañera Sylvia Rivera fundó STAR, una de las organizaciones más potentes de defensa de los derechos de los transgénero.

Apareció muerta en 1992, en un caso que se resolvió rápidamente como un "suicidio" y que dejó perplejos a sus amigos, que nunca han creído esta versión y han hablado de asesinato encubierto. Nueva York anunció el año pasado un monumento para honrar a su figura. Ahora el buscador que consultan a diario miles de millones de personas recuerda su figura. "Gracias, Marsha, por defender la libertad de ser nosotros mismos", justifica la compañía del buscador de internet.

Temas relacionados