+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Controles sanitarios en las explotaciones

Francia detecta mutación del covid-19 en una granja de visones y sacrifica mil animales

El caso se suma a otros registrados en Dinamarca, Páises Bajos, Suecia, Italia y España

 

Visones sacrificados en una granja danesa. - EFE / METTE MOERK

Diario CÓRDOBA
22/11/2020

Francia ha detectado por primera vez la presencia de una mutación del covid-19 en una granja de visones, al suroeste de París, según ha anunciado el Gobierno francés este domingo.

"Se ha ordenado la matanza de los 1.000 animales que aún se encuentran en la finca y la eliminación de productos de estos animales", indica un comunicado conjunto de los ministerios franceses de Agricultura, Sanidad y Transición Ecológica.

Cuatro granjas, y una positiva

De las cuatro granjas de visones que hay en Francia una no está afectada por el coronavirus y en otras dos "los análisis aún están en curso" y los resultados se conocerán durante la semana.

Varios países europeos ya han informado de contaminación de granjas de visones, principalmente en Dinamarca, con el reciente descubrimiento de una variante del virus, pero también en los Países Bajos, luego en Suecia y Grecia, y se han detectado casos aislados en Italia y en España, concretamente en una granja de Teruel. También se han detectado visones infectados de covid-19 en Estados Unidos.

Protestas en Dinamarca

El sábado, cientos de criadores daneses se manifestaron en tractor en Copenhague, para protestar contra la decisión del gobierno de sacrificar a toda la manada para luchar contra una mutación problemática del coronavirus. Las autoridades danesas señalaron el jueves que es muy probable que esta mutación se haya extinguido.

El gobierno francés ha subrayado este domingo la importancia de levantar barreras en estos casos para proteger al visón de la contaminación del personal que trabaja en las granjas, pero también, como precaución, para evitar el contacto entre animales posiblemente infectados y los empleados.