+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LABORES DE RESCATE

Se derrumba un edificio en Brasil: nueve personas están desaparecidas

El inmueble ubicado en la ciudad de Fortaleza se viene abajo de manera inesperada. Las autoridades confirman que nueve personas han sido rescatadas con vida

 

Labores de rescate en un edificio derrumbado en Brasil. - EFE

EL PERIÓDICO
16/10/2019

Al menos nueve personas desaparecidas son buscadas por los socorristas entre los escombros de un edificio residencial de siete pisos, que se desplomó en la ciudad brasileña de Fortaleza, capital del estado de Ceará (nordeste), confirmaron los bomberos.

Pese a que inicialmente se había informado de una víctima mortal por el accidente, el gobernador del estado de Ceará, Camilo Santana, aseguró en declaraciones a periodistas al comienzo de la noche que hasta ahora no hay ningún muerto confirmado.

De acuerdo con los bomberos, nueve personas fueron rescatadas con vida de entre los escombros pero hasta ahora no ha sido localizado ningún cuerpo. El edificio, ubicado en un barrio de clase media alta de Fortaleza, se derrumbó sobre las 10.30 de la mañana (13.30 GMT) por causas que se investigan.

Los escombros sepultaron varios vehículos que se encontraban en las calles aledañas, donde vecinos y familiares de los residentes se concentraron en busca de informaciones sobre las nueve personas que fueron declaradas como desaparecidas. Los bomberos han establecido un perímetro de seguridad y han intensificado las búsquedas de posibles víctimas con la ayuda de perros.

Otros derrumbes

"Sobre el derrumbe del edificio residencial en Fortaleza, ordené el uso de toda la fuerza operativa de los bomberos, Samur, Policía Militar, Defensa Civil y todos los órganos regionales que puedan auxiliar en el rescate de las víctimas", dijo el gobernador a través de sus redes sociales.

En abril, el colapso de dos edificios en un área periférica de Río de Janeiro dejó una decena de muertos y mostró el problema de las edificaciones irregulares en Brasil. Los predios fueron construidos de manera irregular en un área de difícil acceso en el barrio de Muzema, en la zona oeste de Río, y controlada por grupos parapoliciales conocidos como milicias.