+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

una gelatina elástica potencialmente dañina para los escolares

Alerta de la OCU sobre los peligros del popular «slime» para los niños

Menores navarros ya se han intoxicado tras la preparación casera del objeto. El juguete pueden fabricárselo ellos solos usando el peligroso ácido bórico

 

Alerta de la OCU sobre los peligros del popular «slime» para los niños -

Laura Estirado
15/04/2018

Hce algunas décadas los niños flipaban pasándose de mano en mano el moco verde que se comercializaba con el nombre de Blandiblú. Como todas las modas, esta también ha regresado, y con fuerza, entre los colegiales de hoy. Sin embargo, ahora lo que se lleva es fabricarse uno mismo su propio slime, que es el término actualizado del divertimento viscoso. El nuevo «moco de unicornio» -el que mezcla los colores del arcoiris con toques de purpurina, que además de iluminar hace que cruja el invento-, o «moco de gorila» -el que tira a verdoso- o «moco loco» -en cantidades industriales- se puede elaborar a partir de multitud de ingredientes y Youtube está lleno de tutoriales que se han viralizado entre los peques.

Con pegamento, bicarbonato, arcilla, quitaesmalte, pasta de dientes, ambientador y también con ácido bórico. Este último elemento, que se utiliza para darle consistencia a la masa pegajosa y que se vende en farmacias, por ejemplo, puede ser dañino si no se manipula adecuadamente, llegando a causar quemaduras. Ante los casos de abrasiones detectados, la OCU informa a los padres de los peligros que pueden conllevar algunos slimes caseros. Y es que el ácido bórico (bórax) es una sustancia tóxica que se utiliza como producto oxidante y blanqueante. El bórax está presente en muchos productos de limpieza que se adquieren en droguerías y farmacias.

La organización de consumidores recuerda que la ingesta pequeña del ácido bórico puede provocar síntomas gastrointestinales así como lesiones cutáneas y abrasiones por su manipulación. Si se toman cantidades más grandes, puede causar arritmias, convulsiones e insuficiencia renal. En caso de toxicidad severa se puede requerir un lavado gástrico. A finales del mes pasado, por ejemplo, el departamento de Salud del Gobierno de Navarra, a través del Servicio de Pediatría del Complejo Hospitalario de Navarra y del Instituto de Salud Pública y Laboral, alertó del aumento de intoxicaciones causadas por la preparación casera de slime. Según informó también Facua, «con frecuencia las intoxicaciones se producen por rellenar botellas de agua con soluciones de ácido bórico, ya que al ser transparentes se confunden fácilmente con el agua y se beben erróneamente». Desde el departamento de Salud navarro se ha recomendado a los progenitores que vigilen que las gelatinas elásticas con las que juegan sus hijos no contienen boro.